milpa alta - www.desplomar.freeiz.com

www.desplomar.freeiz.com
informacion noticias foro musica videos imagenes chismes artistas comics historietas

         

 


milpa alta

 

 





Descripcion:
! Fue la invitacin verbal del profesor Raymundo Flores y el mayordomo Flix Lara. Motivado por observar y sentir los lazos de las buenas relaciones entre vecinos de ambas entidades e interesado por describir la crnica una de las tradiciones ancestrales prepar cuaderno, bolgrafo y cmara fotogrfica, y vmonos al encuentro...

Partimos el sbado de gloria por la maana como a las 7:30 horas frente a la capilla de la Pursima Concepcin de Mara, ms bien el Barrio de la Conchita de villa Milpa Alta de donde parte el desfile de algunas camionetas con un carro carguero rumbo al poblado de San Pablo Oztotepec, de ah al sur, rumbo al monte comunal adonde ingresamos por una larga brecha de tierra hmeda en algunos casos con agua encharcada, pues un da antes haba cado abundante lluvia, as continuamos sobre el sinuoso camino con pendientes por un poco ms de dos horas hasta llegar al encuentro de la amistad en las faldas del cerro Otlayucan donde a vuelo de pjaro contamos escasamente trescientas personas entre nios, jvenes y adultos quienes algunos de los morelenses se encontraban ataviados con botas y espuelas, sombreros tejanos pues muchos de ellos llegaron montados a caballo.

A travs de la larga brecha nos lleva hasta reencontrarnos con un buen tramo el antiguo camino donde se hallaban las vas del ferrocarril pre revolucionario utilizado por el presidente Porfirio Daz para poder llegar al espeso monte de aquellos aos y disfrutar de su pasatiempo cazando venados u otro animal. Durante el escabroso camino todo fue sorprendente pero disfrutar la belleza natural del monte es algo excepcional como el Cuahutzin y un poco ms lejos el Tulmiac donde an se encuentra activa una gruta con escurrimiento de agua limpia de donde se narran interesantes leyendas que datan de la colonia, de ste lugar se mandaba el agua a travs de una canal realizado con piedras pegadas con cal para alimentar al centro histrico de Milpa Alta suspendido en el ao de 1934, actualmente surte del vital lquido al pueblo de Parres, Delegacin Tlalpan. Despus de ms de una hora y media de recorrido nos atrapan los llanos de Chipetenco, en especial el paraje San Bartolito con docenas de hectreas de tierra hmeda recin arada donde nos comenta el Sr. Flix Lara que precisamente en ese se encontraba un extenso y tupido bosque que salvajemente fue talado por los trabajadores de la fbrica de papel

devastacin encubierta por las autoridades delegacionales y representantes comunales, pero en fin ahora es ocupada para la siembra de papa. Lo mismo le sucedi con el enorme paraje conocido como La Comalera que ahora est "peln", por su escasa vegetacin. A vuelta de rueda nuestra unidad qued atascada en un encharcamiento que por fortuna y gracias a la herramienta que llev el profesor Raymundo Flores pudimos drenar el agua hacia una pendiente para poder continuar nuestro camino, no sin antes disfrutamos una corriente de lava cuando se form el Chichinahutzin, escurrimiento de piedra compactada y renegrida.

Por fin llegamos a una planicie, muy cerca al Otlayucan en medio de una llanura empezaban a concentrarse los mayordomos y sus respectivos acompaantes donde la naturaleza proporcionaba dos enormes rocas. En lo alto de ellas, como de 2:30 metros de altura aparecen tres cruces metlicas con inscripciones dedicadas a personas que perdieron la vida durante la peregrinacin al Santuario de Chalma. En ellas textualmente leemos: "

Recuerdo de los cargadores de San Jernimo Miacatln. Otra dice: Mara del Rosario Martnez T. te recordamos con mucho cario, familia y cargadores de San Jernimo Miacatln, 17 de julio 1999"

. Singular lugar donde los mayordomos de Ixcatepec, Cuernavaca y Tepoztln Morelos, as como de San Lorenzo Tlacoyucan, Santa Ana Tlacotenco de villa Milpa Alta e invitados de la Delegacin Xochimilco y Coyoacn presenciaron la colocacin de los estandartes sobre las enormes rocas donde leemos

. De hecho la emocin me invade (posiblemente por asistir por vez primera), pues frente al rstico altar se renen, de un lado los amigos de Morelos y al lado opuesto los del Distrito Federal Inicia el culto a la amistad y a la religin, por el lado los de

cada uno se presentan los 12 mayordomos salientes y los nuevos responsables para el ao 2011-2012: Los seores Manuel Valladares, Joaqun de Meza, Lodegario Rodrguez, Marcelino Torres, Manuel Martnez, Cecilio Martnez, Trinidad Castaeda, Filiberto Snchez, Pedro Romero, Luciano Campos, Eustolia Medina y Gabriel Lpez.

Los nuevos mayordomos sern coronados el 9 de mayo en la iglesia de Ixcatepec donde llegaron cuatro, pues el resto se quedaron en el poblado para recibir a los Mayordomos de Milpa Alta: seores; Rogelio Guzmn, Jos Conde, Julio Gmez y Jess Mora. Por Milpa Alta: Se presentan Mara Concepcin Lemus R., Juan Mrquez, Juan Cedillo, Roberto Mndez, Mario Alvarado, Ruz Basurto, Oliver Medina (de Santa Ana Tlacotenco) Ma. Guadalupe Bardomiano y Concepcin Galicia. Los primeros en hablar fueron los de Morelos quienes elogiaron y agradecieron la tradicin de buenos vecinos donde la convivencia se remonta desde los tiempos ancestrales de quin podemos asegurar esta tradicin tenga sus orgenes prehispnicos. Al respecto se me ocurre preguntar a uno de los asistentes de Tepoztln, el Sr. Manuel Valladares Cundo inici la tradicin de reunirse en las inmediaciones de las dos entidades federativas?, quin contesta amigablemente:

Despus de las presentaciones se avivaron los aplausos en medio de una ensarta de cohetes que retumbaban en lo alto de los enormes rboles. Al respecto uno de los Mayordomos de Milpa Alta ofrece los alimentos a la Mayordoma de Morelos donde la seora Mara Concepcin agregaba:

. Nuevamente los aplausos y las risas se escuchaban repetidamente. De inmediato debajo de un enorme pino se colocan las mesas con cazuelas repletas de arroz, otra repleta de nopales en escabeche (con trocitos de molleja de pollo), meziotes y bastante salsa con aguacate se empez a servir en cantidad considerable para matar el hambre, pues para esto sera como las 14:00 horas donde el apetito invitaba a devorar los manjares ofrecidos. Entre risas y susurros de los asistentes disfrutaban de la belleza natural del bosque armonizado con los trinos de pjaros, algunos sentados en piedras, otros ms en cuclillas sobre la tierra y pasto fresco por la lluvia, mientras que unos 80 caballos morelenses pastaban tranquilamente.

A los ocho das nuevamente se renen en el mismo lugar, ste ao el da 7 de mayo, tanto mayordomos como invitados asisten con una asistencia de aproximadamente un poco ms de 500 personas quienes caminan juntos a disfrutar la fiesta del da 8 en Ixcatepec en honor a....

El da 9, en la iglesia del lugar en ceremonia religiosa se coronan los nuevos mayordomos y los salientes se despiden. La alegra de todos se desborda disfrutando las galletas, dulces y otras botanas que se reparten para terminan en los hogares de los nuevos representantes donde se disfruta el trago de aguardiente.

Entre la alegra a la par se encuentra la tristeza al observar enormes espacios de distintos rboles, pequeos medianos y de una altura considerable se encuentras quemados como resultado de las quemas que realizan los cuidadores de ganado, son los "bolleros" los causantes de los incendios, sta tristeza se acompaa de cientos de rboles tirados como resultado del ventarrn suscitado el da anterior.

En el Centro Histrico o Villa Milpa Alta se celebrar la CXII edicin de la representacin de la Pasin de Cristo en el ex convento franciscano y explanada delegacional. Tradicin representativa de la comunidad milpaltense se remonta al ao de 1898 cuando el entonces cura de la comunidad el Seor Agustn Polo instauro esta prctica evangelizadora entre los habitantes del antiguo Seoro Momozca recayendo la organizacin en el personaje llamado Centurin.

Milpa Alta se encuentra ubicada al sur de la Ciudad de Mxico tomando la carretera federal Xochimilco-Oaxtepec. Es una regin llena de naturaleza, de historia, de tradiciones y costumbres que hacen de la comunidad milpaltense una provincia dentro del Distrito Federal. Y como parte de estas manifestaciones, la costumbre y la tradicin de escenificar la pasin de Cristo tiene un asentamiento trascendental dentro de la comunidad.

1942 marc la transicin en la manera de representar la obra, pues por primera vez se conjuntaron ms de cincuenta actores en escena, todos ellos oriundos del pueblo, bajo la direccin desde ese ao hasta 1967 de Alberto Fuentes, quien tambin realizara la adaptacin literaria del libreto que hasta la fecha se sigue escenificando.

El principal elemento que caracteriza esta representacin, es el uso de imgenes religiosas que datan de los siglos XVII, XVIII y XIX. Estas esculturas talladas en madera y realizadas en materiales y tcnicas naturales como gabazo de caa y carrizo, son utilizadas para representar a Jess en tres diferentes advocaciones y que son conocidas como el Divino Maestro cuya creacin oscila entre 1820 y 1825, el Divino Salvador y Seor de Santo Entierro de 1672.

La virgen Mara, la madre de Jess tambin es representada por medio de una imagen sacra creando con esto, una prctica de misticismo que hace nica a esta representacin. As, actores de carne y hueso entrelazan las acciones histrinicas con estas imgenes que dan una impresin de respeto y una profunda espiritualidad a los habitantes y visitantes de diferentes partes del Distrito Federal que asisten a contemplar la escenificacin de la obra titulada El Mrtir del Glgota. En esta ocasin y como parte del homenaje al principal cono de esta manifestacin cultural en Milpa Alta y adaptador del libreto, se presentar por ltima vez el primer borrador que data de 1939 con escenas y personajes inditos. Adems y como ocurriera en el pasado 2009, los participantes una vez ms todos originarios de la comunidad, han sido formados dentro del marco terico de la actuacin combinando las tcnicas actorales con el fervor y la espiritualidad bajo la formacin del director de escena y tambin encargado de producir la festividad, Mtro. Miguel Agustn Jimnez, actor e historiador, adems de ser nieto del principal pionero de esta tradicin, seor Alberto Fuentes.

El Centurin, como es conocida la persona encargada de organizar el festejo asume la responsabilidad cada domingo de resurreccin cuando es coronado de manera solemne como mayordomo de las festividades de la Semana Santa. Sus funciones implican dar forma y cuerpo a la representacin con la dotacin de alimentos y logstica a los participantes, quienes desde al menos seis meses son invitados a formar parte del cuadro de actores, hasta la presentacin final en los das santos.

Con un marco natural que ofrecen los paisajes que rodean la delegacin Milpa Alta y junto con la gastronoma caracterstica de la demarcacin, el visitante tendr a su alcance elementos que le dejarn un experiencia nica no solo en cuanto al aspecto religioso, sino todo un encuentro con una cultura particular de una comunidad enclavada a las orillas de la sierra del Chichinautzin y las faldas del volcn Teutli. Tradicin y memoria de un pueblo, la Semana Santa en Milpa Alta es una manifestacin cultural que combina el misticismo y la tradicin logrando traspasar el mundo real con toda una experiencia de fervor y prctica antropolgica de los pueblos originarios del Distrito Federal.

En Milpa Alta D. F., la festividad religiosa de la Semana Santa corre a cargo del mayordomo que se denomina Centurin. Este nombre lo toma ante la autoridad o jefe de aproximadamente cien personas que integran el cuadro de reparto y que deriva de la denominacin del puesto en los ejrcitos romanos. El cargo de adquiere en la coronacin que se lleva a cabo el Domingo de Resurreccin al final la Semana Santa anual correspondiente. A partir de ese momento, el nuevo centurin adquiere la responsabilidad de organizar lo que ser la representacin de la Pasin y Muerte de Jesucristo. ste ao el Centurin y Director de Escena de la Semana Santa en Villa Milpa Alta estar a cargo del maestro Miguel Agustn Jimnez, Cronista del mismo lugar.

Para simbolizar el cargo, el Centurin tendr bajo su cargo la imagen religiosa de Jess en la advocacin del Divino Salvador. Adems del Divino Rostro y el estandarte correspondiente a la imagen antes mencionada. El da en que recibe el cargo, el nuevo mayordomo-centurin prepara comida para la recepcin de sus invitados, as como de la gente que de manera voluntaria asisten a la casa de nuevo centurin principal responsable encargado de ver quien ser el director para la puesta en escena.

El inicio de los ensayos depender de quien sea el director pues cada uno trae consigo un plan de trabajo, as como la manera de montar los cuadros. La mayora de ellos si no es que todos, cuentan solo con los conocimientos que la misma tradicin ha dejado, sin regirse por un marco propiamente terico de la actuacin. A partir del inicio de los ensayos, el centurin es el encargado de ofrecer los alimentos a los que en ese momento sern los participantes para la representacin.

El da 6 de agosto, el mayordomo-centurin celebra la festividad del Divino Salvador, imagen que tiene en su domicilio. Se elabora el desayuno para los participantes y sus familias que asisten muy de maana a cantar las maanitas al Cristo. Posteriormente se lleva a cabo una misa en honor a la imagen para despus continuar con la comida que ofrece a los asistentes. La siguiente festividad que debe de cubrir, es la del da 2 de febrero, da de la Candelaria. En esta fecha, el centurin ofrece al mayordomo del nio Dios de la parroquia de la Asuncin, es decir, al nio del pueblo, un desayuno que consiste en tamales y atole. Obsequia tambin velas que oscilan particularmente entre mil y dos mil, que van acompaadas de ramas de romero como smbolo de la festividad.

Finalmente el cargo ms importante del centurin que es la festividad del Semana Mayor o Semana Santa. Para estas fechas, el trabajo inicia el Domingo de Ramos, el centurin regala palmas a los participantes y ofrece el desayuno y la comida. Para el da jueves en que tradicionalmente inicia la representacin, los participantes llegan a la casa del Centurin alrededor de las dos de la tarde para convivir. A las cinco de la tarde, salen para asistir a la misa tradicional de la institucin de la Eucarista y a la que despus de concluida inicia la representacin. Al finalizar la parte correspondiente al jueves santo, los participantes regresan a la casa del Centurin a compartir la cena.

El da viernes santo, el Centurin ofrecer a sus participantes el desayuno, la comida y la cena, cada uno de los alimentos al inicio y fin de las escenificaciones correspondientes.

Las obligaciones del mayordomo-centurin concluyen el da sbado santo, cuando al finalizar la puesta en escena con la Resurreccin de Jesucristo regresan a la casa del Centurin a merendar o cenar.

Para el domingo de resurreccin, el Centurin en turno entrega el cargo durante la celebracin de misa de coronacin del nuevo encargado.

Concluye la primera dcada del nuevo milenio y an persisten diversas sabiduras ancestrales relacionadas con los fenmenos de la naturaleza que se han preservado debido a que se trasmiten oralmente de generacin en generacin, principalmente entre los hombres que laboran la tierra, son ellos quienes estn en contacto directo con las actividades agrcolas, por lo que tienen la necesidad de observar durante el trascurso del mes de enero el clima que probablemente prevalecer durante el ao, y as tener idea en que momento se efectuar la siembra y de esta manera seleccionar la semilla que se cultivar, si es maz se selecciona que el grano sea blanco o azul. Estos augurios son conocidos en nuestro pas con el nombre de cabauelas

Los hombres que trabajan la tierra tiene la sabidura que se remonta al Mxico antiguo, cuando las culturas tenan amplios conocimientos del cosmos y su influencia directa sobre todo ser vivo, por lo que el campesino observaba a partir del primero de enero el ambiente natural para poder pronosticar el tiempo, simplemente bajo la observacin de ciertos fenmenos naturales (como la posicin del sol, las estrellas, el cielo, la luna, inclusive hasta el comportamiento de algunos animales). Los campesinos son unos autnticos meteorlogos.

y de acuerdo a la geografa de su pas, esta tradicin como el conteo iniciaba el primero del mes de agosto, mientras en la cultura mexica exista la observacin meticulosa de los fenmenos naturales durante el ao, en base a la filosofa cotidiana que se fundaba en cuatro elementos esenciales para la vida de la tierra: aire, fuego, tierra y agua, primordiales por mantener un equilibrio en la supervivencia de todo ser vivo sin dejar de observar el firmamento, pues ah se forman las nubes, los truenos y los rayos; de ah cae la lluvia, el granizo y la nieve. Fenmenos relacionados con Tlaloc, deidad mexica por ser un pueblo esencialmente agrcola

Saba cundo ha de llover o si no ha de llover; tambin saba cundo Va a helar, o va a caer granizo. Predeca tambin: Va a haber hambre, llover escasamente

Se ha establecido el hecho de que existan observadores del cielo que mantenan constante vigilancia durante la noche. Se sabe de la importancia que tenan, en particular el momento de la puesta y el amanecer; pero adems se vigilaba el curso solar para ofrecer incienso por lo menos dos veces ms durante el da, incluido el medioda

Debido al conocimiento prehispnico podemos considerar que durante la colonia espaola las cabauelas se fueron adaptando al calendario ritual mexica de 260 das hasta quedar establecidas en el calendario actual.

En consecuencia, el conocimiento del tiempo estaba basado en el solo hecho de mirar detenidamente el cielo, es ah donde los campesinos pronostican el tiempo de todo un ao. Estas sabiduras mexicas fueron conocidas como Tonalpohualli

al ltimo da del primer mes del ao (lo que hoy corresponde al 31 de enero), pues consideraban que en cada hora, a partir de las 6 de la maana y hasta las 18:00 horas, se representaba a un mes del ao. De esta manera sostenan que se vivan los 12 meses en tan slo 12 horas, situacin que coincide con el ltimo da de cabauelas como lo veremos ms adelante.

Las cabauelas inician el da primero al duodcimo mes de enero. Le corresponde a cada uno de los doce meses en orden progresivo (es decir, el da 1 al mes de enero, el 2 a febrero, 3 a marzo y as sucesivamente). Al terminar el da 12 contina el conteo pero en sentido inverso, y va del da 13 al 24. Es decir, el 13 corresponde a diciembre, el 14 a noviembre, el 15 a octubre, etctera. Los das restantes (del 25 al 30) pertenecen a un da por cada dos meses, dicho de otra manera, son cabauelas de medio da; despus se contina con las horas, medias horas y termina el 31 de enero, por lo tanto en el mes de febrero y marzo son meses inestables, en un mismo da puede estar nublado con posibilidades de lluvia, da soleado, ventarrones y las noches con bastante fro

. Son los das de locura, de ah el trmino febrero loco, marzo otro poco. En los siguientes meses la naturaleza queda equilibrada, volviendo el ambiente a su normalidad.

Muchos de estos fenmenos son estudiados hoy da por la astronoma atmosfrica, una rama de las ciencias fsicas que estudia precisamente los fenmenos que ocurren suficientemente arriba del nivel del suelo como para llamarlos astronoma, pero suficientemente debajo de los astros propiamente dichos. Sucesos dentro de las diversas capas atmosfricas, aunque no exclusivamente en la tropsfera: fenmenos como el arco iris, los halos solares y lunares, las coronas, las glorias, las diversas tonalidades del crepsculo, los colores en el cielo, los pilares de luz, el rayo verde del sol, diversas clases de espejismos, las estrellas fugaces y las lluvias de estrellas, las auroras boreales, las nubes iridiscentes, arcos de neblina, el arco iris lunar, soles dobles, arcos circumcenitales y circumhorizontales, los rayos anticrepusculares, otras sombras atmosfricas y desde luego, los diversos tipos de granizo, nieve, tormentas, nubes y relmpagos

Actualmente las cabauelas son tomadas en cuenta con toda seriedad, principalmente por las personas que se dedican a sembrar la tierra de temporal, pues de la buena observacin depender la probabilidad de tiempo ptimo para la siembra que traer como resultado abundantes cosechas. Se toma en cuenta:

Mientras que otras personas sostienen que a raz del cambio climtico que est sufriendo el planeta, esta prediccin meteorolgica ya nos es certera, pues el mismo cambio ha desequilibrado a nuestro mundo por lo que las cabauelas pasan a la historia.

Pero a pesar de todo, algunos campesinos de los pueblos de la delegacin Milpa Alta estn supeditados a labores agrcolas de temporal, se rigen durante el ao bajo la posesin de la luna que es un indicador meteorolgico, por el cual tenemos que: si nace roja, es seal de que har calor; si blanca, habr fro, hielo o granizo; si, al nacer los cuernos se dirigen al norte llover; si, hacia el sur, habr calor, si aparece amarilla o dorada, traer agua, si blanca, soplarn los vientos; y si es color rojo subido, el tiempo ser seco.

En algunas ocasiones, la casa de la luna o halo que rodea al astro predice tambin el tiempo; si el anillo es blanco, se trata de un mal augurio; habr terremotos o algn otro fenmeno natural. Si en el anillo aparecen los colores del arco iris, entonces indica buenos acontecimientos, abundancia, muchos nacimientos de personas y animales, buen tiempo para principiar las actividades

Ahora s, ya sabe usted como probablemente podr estar este ao poniendo toda atencin los das y horas de enero, para poder entender y poder disfrutar del prximo mes de febrero loco, y con marzo, otro poco.

Nota: Se agradece a los seores: Joel Cruz y Alberto Labarrios, de 88 y 84 aos respectivamente, originarios del poblado de San Antonio Tecmitl, Milpa Alta, por proporcionarnos algunos datos para poder enriquecer el siguiente material.

Albores, Beatriz/ Broda, Johana Graniceros. Cosmovisin y meteorologa indgenas de Mesoamrica El Colegio Mexiquense, A.C. UNAM. Mxico, 2003. Caso, Alfonso El Pueblo del sol FCE, Mxico, 2007.

Len-Portilla, Miguel Los dilogos de 1524 segn el texto de fray Bernardino de Sahagn y sus colaboradores indgenas. UNAM, Fundacin de Investigaciones Sociales, A.C., Mxico, 1986.

Trejo Sandoval, Marte Las Ciudades del Cielo Crculo Cuadrado. Mxico, 1992. Walter Krickeberg Mitos y leyendas de los Aztecas, Incas, Mayas y Muiscas FCE, Mxico, 1995.

El nombre de cabauela proviene de la festividad juda de los Tarernculos. Eran cuarenta cabauelas en su barrio en memoria de los aos que pas el pueblo judo vagando por el desierto del Sina.

Tlaloc, El que hace brotar, dios de las lluvias y del rayo, es una de las deidades ms importantes y tambin una de las ms antiguas que adoraron los hombres en Mxico y Centroamrica.

El calendario ritual o tonalpohualli, cuenta de los das, consiste en 260 das, que era una combinacin de series de 20 signos que llevaban distintos nombre de objetos y de animales y de 13 nmeros, mientras que el calendario solar estaba dividido en 18 meses, de 20 das lo que haca 360 das, ms 5 llamados nemontemi, los que sobran.

Las fiestas navideas se celebran con sentido religioso, pero sin embargo nadie, por cristiano o agnstico, rico o pobre que sea, deja de celebrarla, con o sin peregrinos, pero cualquiera que fuese el motivo no podr faltar durante los nueve das decembrinos, de acuerdo a la religin judeo-cristiana, celebrar las posadas con comida tradicional acompaada de una serie de golosinas de profunda raz popular. Bien deca el poeta y cronista de esta ciudad, Octavio Paz, cuando se refera a la cultura del dulce mexicano:

! Tema que conlleva al recordar en estas fiestas decembrinas en las que convergen una serie de tradiciones y costumbres con historia concatenada con los dulces de profundo conocimiento milenario, que en cierta manera podemos considerar que con su consumo se mantiene en parte nuestra identidad de mexicanos.

Durante las nueve posadas, el fin de ao y en la epifana se acostumbra agasajar a los invitados con: confites, canelones (buuelos de azcar), turrones, mazapanes, frutas secas, el bastn rayado con colores vivos en blanco y rojo, la capirotada y piatas repletas de frutas con colaciones y finalmente se culmina con la rosca de reyes.

Era todo un agasajo, que se reparta a los asistentes en hojas secas de maz o en pequeos conos de papel de estraza despus de escuchar la letana en la casa de la posadera.

La golosina comn fueron los canelones o buuelos espolvoreados con azcar, de cuyo origen se sabe que es rabe y consumido en grandes cantidades durante el periodo de la nueva Espaa; a la fecha todava se elabora, siendo un verdadero manjar para chicos y grandes.

Para conocer los orgenes del mazapn tenemos que remontarnos a los griegos que ensalzaban el valor gastronmico de una pasta de miel y almendras. Ya en la era cristiana, se incorpor a la celebracin pascual una tarta de almendras conocida como mazapane o pan de marzo.

Los turrones se siguen elaborando como en antao, es casi el mismo mtodo que hace miles de aos, pues est compuesto con almendras, frutos secos, miel de azahar, romero y azcar, ingredientes bsicos, mientras que el mazapn es el resultado de la mezcla de almendras crudas con azcar.

Encontramos una interesante leyenda respecto al origen del turrn, aunque existen numerosas todas coinciden en sealar que su invencin se debi a una situacin de emergencia de alguna ciudad espaola que oblig a los habitantes a elaborar un producto altamente energtico de fcil conservacin y larga duracin. Los turrones espaoles eran famosos en Francia y en la colonia espaola, bsicamente durante el siglo XVIII,

, tradicin que parte de Italia impuesta por una persona con el nombre de Befana o Bifana, cuyo nombre proviene al parecer, de la corrupcin de la palabra epifana; se comenta que en la vspera del da 6 de enero esta mujer se adelantaba a los Reyes Magos visitando a los nios italianos y llenaba sus calcetas y zapatos de golosinas y regalos, a menos que los padres tuvieran queja del comportamiento infantil; en tal caso, slo se llenaban sus zapatos con cenizas.

Por supuesto, no se sabe cundo ni cmo surgi la figura de esta mujer, pero narran los italianos que la mujer estaba muy ocupada para ver al nio Jess y al no comprender lo que se haba perdido, busc y sigue buscando al nio divino para ofrendarles regalitos a todos los nios para no arriesgarse a faltar nuevamente.

celebradas originalmente en el convento de Acolman, Estado de Mxico, muy cerca de San Juan Teotihuacan (lugar donde se encuentran la pirmides del Sol y la Luna). Se sabe que en el ao de 1587 el Papa Fr. Diego de Soria, Prior del convento de Acolman, obtuvo del Papa Sixto V. una Bula

De acuerdo a la historia, se nos dice que la piata es de origen chino; cuentan que el viajero Marco Polo la llev a Italia, donde la adaptaron para festejar el primer domingo de la cuaresma, y as prolongar un poco de alegra del carnaval. A travs de la historia an se recuerdan las lujosas piatas que se rompan en la corte de los

. De Madrid, la costumbre pas a nuestro pas a finales del siglo XVI, donde se rompan en varios lugares despus de Semana Santa, siendo Acolman donde se acentu ms el rompimiento durante las posadas al terminar la clsica letana, todos salan al patio a romper piatas que se confeccionaban como hoy en ollas de barro en forma de estrella de cinco puntas. El relleno comn ha sido con frutas de temporada con bastantes colaciones.

Otra tradicin contempornea es el consumo del dulce en forma de bastn que por su forma pensemos que es el smbolo del nacimiento, misterio y muerte del Seor Jesucristo, pues tambin aparece colgado en el rbol navideo acompaado de las multicolores esferas de Chinaguapan, Puebla. Al respecto existe un hermossimo cuento que nos dice que un da un dulcero de pueblo empez a elaborar un caramelo duro en forma de una vara en color blanco puro, considerando que el color blanco simboliza dos cosas muy importantes: el nacimiento de Jess y la naturaleza pura y sin pecado de nuestro salvador: Cristo. El dulcero decidi utilizar un dulce duro, no suave, para representar la roca fuerte que es Jess, la firmeza del fundamento de la Iglesia y la fidelidad de las promesas de Dios.

para representar el precioso nombre de Jesucristo, pero bien podra representar el bastn de un Buen Pastor que salva a sus ovejitas que se han descarriado del rebao. Pensando que el dulce era un poco ordinario, el dulcero lo pint con rayas color rojo, plasmando tres rayas delgadas para simbolizar las heridas que recibi Jess cuando lo azotaron y por las cuales somos nosotros sanados. La raya ancha y roja representa la sangre que derram Cristo en la cruz por nosotros para que podamos ser perdonamos y gozar de una relacin personal y eterna con Dios.

La tradicin del dulce mexicano culmina el 6 de enero con la rosca de reyes revestida de azcar granulada, acicalada con rajitas de higo cristalizado que podr disfrutarse con una espumeante taza con chocolate.

En el siglo XIV, en Francia exista la costumbre de compartir una tarta durante las fiestas de fin de ao, pero no es sino hasta el siglo XVI cuando el antecedente de las rosca se instaur, se acostumbraba comer un pan octagonal que guardaba en su interior una semilla de haba. La leguminosa era, para quin la encontrara, smbolo de fertilidad. En Mxico, la tradicin adquiri tintes propios, el haba se convirti en un muequito y quien lo encuentre paga una tamalada el 2 de febrero, Da de la Candelaria

Vivimos en un pas que tiene un gran contenido de dulzura durante el ao y en especial en fiestas decembrinas con cierto grado de historia, de leyenda y con un gran sentido de humor, alegra y gozo que nos identifica como mexicanos golosos unidos a travs de la tradicin popular.

Fernndez, Jos Luis La Navidad en Mxico, tomo I Ediciones Paulinas, Mx. 2001. Torres Durn Osa, Baltasar La orden de los agustinos en la Evangelizacin fundante de Mxico, tomo 3 Editorial Kyrios S.A. de C.V., Mx. 1991.

Surez F. Ma. Cristina La Dulce Puebla, Los dulces de Puebla Lecturas histricas de Puebla N 67 Gobierno del Estado de Puebla, 1991. Verti, Sebastin Tradiciones Mexicanas Edit. Diana, Mx. 1991.

En todo el territorio nacional existen diversidad de escuelas de distintos niveles educativos; al adentrarnos en la historia, escudriando su origen, llegamos a sus entraas fidedignas desde su gestin, su construccin e iniciacin acadmica, la que nos permite valorar el trabajo intrnseco educativo desenvuelto por el personal docente, factor determinante por estar ntimamente ligado con la vida directa de los estudiantes en su formacin educativa, social y cultural.

Conocer la historia de la Secundaria nos llena de recuerdos y de nostalgia al saber que surgen sus paredes de una Maternidad de Salubridad. Fue lugar de alumbramiento durante varios aos, pero al permanecer abandonado por otros tantos, al crearse el hospital regional que inicialmente se encontraba frente al mercado

en Villa Milpa Alta, la Maternidad es convertida en un nuevo alumbramiento, pero ahora de conocimientos universales y de formacin social y cultural para muchas generaciones de jvenes, quienes al terminar su ciclo escolar de secundaria mantienen excelente nivel acadmico, al ser un plantel reducido, lo que permite albergar actualmente a tres grupos de primer grado, tres de segundo y dos de tercero dando oportunidad de mantener el orden, limpieza y excelencia acadmica. Por tal motivo se celebraron tres dcadas de actividad acadmica con diversas actividades culturales durante los das del 25 al 29 de octubre con la participacin del alumnado, directivos y personal docente, as como invitados como el grupo musical

de la Casa de Cultura del poblado; se brind el concierto de soprano por Carla Zetter y la participacin del pianista Raymundo Cruz, as como la imparticin de tres plticas por los Cronistas de Milpa Alta: profesores Sal Ros Flores, Adn Caldio Paz y quin escribe estas notas, entre otras actividades.

Precisamente, hablando de secundarias se hace interesante conocer su origen, por el cual nos remontamos a dos fechas trascendentales: el 29 de agosto y el 22 de diciembre de 1925, cuando da inicio la organizacin del sistema de Escuelas Secundarias en el pas, crendose inicialmente dos planteles educativos en la ciudad de Mxico. A medida que existan ms jvenes inquietos en continuar sus estudios despus de la primaria, la demanda creca, de tal manera que para 1928 existan ya 6 Escuelas Secundarias, y as ao con ao se fueron multiplicando, incluyendo la Escuela Secundaria Diurna N 9 que se encuentra en San Antonio Tecmitl, inaugurada el 4 de marzo de 1938 por el presidente de la Repblica Mexicana General Lzaro Crdenas, e iniciando sus actividades hasta el ao de 1940. Las escuelas se fueron multiplicando, de tal manera que

Al respecto, cabe sealar que el sexenio del General Lzaro Crdenas (de 1934 a 1940) fue excepcional, ya que durante su periodo se impuls la Educacin Socialista con la creacin de Escuelas Primarias y Secundarias Rurales, as como el impulso a planteles de nivel medio superior y de nivel superior, como fue el Instituto Politcnico Nacional (IPN), siendo el 2 de enero de 1936 cuando inician sus actividades laborales administrativas. El 16 de enero del mismo ao dan inicio los cursos con el propsito que los egresados se involucraran directamente en el proyecto tecnolgico que el presidente se haba trazado con la nacionalizacin del petrleo. De tal manera que la educacin cardenista trataba de involucrar a los trabajadores profesionistas, por lo cual:

El 1 de enero de 1935, durante el gobierno de Lzaro Crdenas, fue creado el Departamento de Educacin Obrera. Las escuelas secundarias para obreros deberan capacitar a sus alumnos para dirigir las industrias, la agricultura, la minera As crearon las secundarias nocturnas para trabajadores; sus lineamientos eran diferentes de las secundarias para adolescentes, ya que deberan tomar en cuenta la edad y condiciones de los alumnos adultos y capacitarlos para la vida cotidiana.

Segn disposiciones oficiales, en stas escuelas se suprimira el tiempo dedicado al taller o las actividades de campo, intiles para estudiantes que llegaban a la escuela despus de un da de labores. En cambio se impartieron cursos de perfeccionamiento de algunos oficios o cultivos agrcolas de acuerdo con las actividades del medio, no obstante que estas escuelas slo se establecieron en las ciudades.

. Ante este panorama nacional, los habitantes de San Pedro Atocpan tuvieron la idea original de contar con una Escuela Secundaria, aprovechando el citado inmueble abandonado, por lo cual el profesor Faustino Pez Arellano, contando con el apoyo del seor Leonel Cordero, Subdelegado del lugar (hoy se le conoce como coordinador territorial) le plantea la necesidad de crear una Escuela Secundaria; se acercan a los integrantes de la Junta de Vecinos del poblado estando al frente los seores Ismael Rivera y Pablo Morales.

La creacin de la secundaria (de San Pedro Atocpan) fue rpida, los trabajos de remodelacin se concluyeron en un lapso muy corto. Para adquirir el mobiliario, fue necesario acudir a diferentes escuelas, donde les obsequiaron los pupitres ya usados, a excepcin del escritorio y el silln para el director, que fueron donados nuevos por el seor Valentn Ruiz y su esposa Eustolia Aguilar. Asimismo una mquina de escribir

Inicialmente la Escuela Secundaria para Trabajadores labor en el turno vespertino con el nmero 80, con la asistencia de alumnos del lugar y de poblados cercanos, pero con la idea de favorecer el ingreso de ms jvenes y de lugares ms lejanos, el profesor Faustino Prez Arellano logr ante las autoridades de la Secretara de Educacin Pblica (SEP) establecer el cambio al turno matutino en 1980, ahora con el N 81; el citado profesor fue designado director del plantel.

, peticin que fue aceptada y aprobada por las autoridades de esa Secretara. Durante el ciclo escolar 1984-1985, se implement el uniforme que constaba de pantaln o falda azul marino, camisa blanca y suter gris perla. Este uniforme permaneci por muchos aos, hasta que se estandariz con el que los alumnos portan actualmente en todas las secundarias.

Los directivos que han tenido la oportunidad de estar frente al plantel son personalidades destacadas profesionalmente, por lo que despus de cumplir con tan interesante cargo frente a la Direccin, son designados por sus superiores a otros puestos de rango superior dentro de la misma docencia, como los maestros: Bertha Rosas Paredes quin tiempo despus fue asignada como inspectora de la zona XCII. El profesor Virgilio Arce Jimnez quin ocup despus la Jefatura de Enseanza de Biologa, y el profesor Hilario Braulio Meza.

est a cargo del profesor Gustavo Arzate Flores, y la profesora Acela Molina Martnez en la Subdireccin. Existe en el lugar un testigo mudo, por poco ms de tres dcadas, que ha visto a travs del tiempo la transformacin del edificio, es una enorme palmera que se levanta en el patio, son sus ramas las que le dan vida a la escuela y sombra a muchas generaciones que han pasado por sus aulas.

Fue un infausto 15 de septiembre del ao 2000 cuando falleci el profesor Fidencio Villanueva Rojas en la tierra que lo vio nacer, Villa Milpa Alta. Su vida fue dedicada a fomentar la educacin y la cultura con la preservacin de la lengua original de sus ancestros, el nhuatl. Su trascendental actividad ha perdurado hasta la actualidad, por lo cual lo recordamos a 10 aos de su fallecimiento.

Sus estudios primarios los realiz en la escuela oficial al sur de la Ciudad de Mxico, en el ao de 1917. Su traslado fue por la evacuacin de la poblacin de Milpa Alta, por la implantacin de la

integrada por carrancistas y las fuerzas zapatistas. De estudiante recordaba con cario y gratitud a su primer maestro, el profesor Andrs Campos, quien lo motivaba a continuar sus estudios para poder ayudar a su pueblo y sacarlo de la pobreza.

A pesar de sus condiciones econmicas precarias termin su primaria en 1923. Sus condiciones de orfandad y pobreza lo inclinan a ingresar al Seminario de Mxico en noviembre de 1923, donde se va distinguiendo por sus conocimientos y dedicacin, pero por mala fortuna en 1927, se cierra el centro de estudios al suscitarse el conflicto religioso conocido como

Ante tal situacin y el deseo de continuar sus estudios ingresa a la Secundaria de la Escuela Nacional de Maestros, de donde es egresado como profesor en el ao de 1933. Su ilusin fue llegar a trabajar en su tierra para impulsar la educacin entre los nios y jvenes, ya que el movimiento revolucionario y el cristero haban dejado una poblacin en extrema pobreza y analfabetismo.

En reuniones con amigos espordicamente recordaba a sus primeros maestros que fueron sus guas y modelos a seguir, como fue Pablo C. Laguna y los directores Pedro Surez y Salvador Trejo Escobedo.

Alto honor es para nosotros, los suscritos, miembros directivos de las Organizaciones campesinas de Milpa Alta, D.F., hacer llegar a Usted, en nombre de las mismas y de todo el conglomerado campesino de esta regin, el reconocimiento unnime de la sinceridad, del espritu reivindicador y del deseo de mejoramiento que norman la obra que el Gobierno de Usted se ha trazado en beneficio de la masa campesina del Distrito Federal.

Un elemental sentido de justicia nos mueve a agradecer, por la alta mediacin de Usted, a los CC. Lic. Gonzalo Vzquez Vela, Secretario de Educacin Pblica por los acuerdos que se han servido dictar y que respectivamente son:

1.- Aprobacin del Proyecto de Reforma Educativa en la zona de Milpa Alta, formulado por el camarada Inspector, Profr. Pedro Moreno Ortega y puntualizado por el Sindicato de Trabajadores de la Enseanza que suscribe.

Siendo tales acuerdos sus ansiados beneficios, nos aprestamos a ofrecer al Gobierno de Usted nuestra mxima colaboracin para lograr la mayor eficiencia en la labor social que se ha emprendido, augurndole un sinnmero de mayores y ms felices xitos en su alta gestin, para bien de la clase proletaria del Pas.

En interesante documento observamos como las diversas organizaciones: campesinas, deportivas, culturales, de trabajo y educativas apoyaban la poltica socialista del presidente de la Repblica. En dicho manuscrito aparece el nombre y firma tanto del profesor, en la primera y segunda hoja, como de las siguientes personas:

Higinio Jimnez, Presidente Sociedad de Padres de Familia; Juana Cabello, Presidente del Comit Auxiliar de Mujeres; Calixto Valencia, Presidente de la Sociedad de Padres de Familia de Atocpan; Esteban Galindo, Presidente de la Sociedad de Padres de Familia de Oztotepec; Gregorio Miranda, Presidente de la Sociedad de Padres de Familia de Tlacotenco; Ruperto Npoles, Presidente del Centro Social y Deportivo; David Npoles, Presidente de la Unin Alpha; Antonio Bermejo, Presidente de la Sociedad Progreso; Cstulo Villaverde, Presidente del Club Deportivo Oztotepec; Modesto Laguna, Delegado del Sindicato de Trabajadores de la Cooperativa de Autotransportes; Francisco del Olmo, Delegado del Dpto. del D.F.; Prof. Tiburcio Altamirano, Secretario General de la Liga de Comunidades Agrarias del D.F., Prof. Fidencio Villanueva, Secretario General de Trabajadores de la Enseanza en al Delegacin de Milpa Alta; Prof. Enrique Peniche Patrn, Secretario de Organizacin y de Accin Campesina y la Prof. Margarita Etchart, Secretaria de Conflictos y Defensa

, en el poblado de San Pablo Oztotepec, donde colabora con escasos maestros. En un momento de suerte lo visitan las autoridades de la Secretara de Educacin Pblica (SEP) y del Gobierno Federal, por lo que aprovechando el momento le solicita al licenciado Agustn Rodrguez Ochoa, representante de la Presidencia de la Repblica, la construccin del edificio escolar de San Pablo Oztotepec. Motivado por la esperanza de su construccin se da a la tarea con los alumnos de realizar de inmediato la limpieza en el terreno denominado Tzitzicuintla.

La tarea formativa del profesor no solo se qued en las aulas y como gestor de escuelas primarias, adems organiz a los habitantes para terminar el kiosco de su lugar de origen. Organiz grupos de deportistas y particip en la inauguracin del servicio del agua potable (27 de noviembre de 1934)

. Con el afn de apoyar a la juventud para continuar sus estudios logr inscribir a un grupo de jvenes de condicin humilde para otorgarles becas de internado para al ingreso al recientemente creado Instituto Politcnico Nacional (IPN).

La tarea social fue de gran magnitud al promover y organizar la visita en cada uno de los pueblos de la demarcacin de personalidades gubernamentales, como fue el licenciado Gonzalo Vzquez Vela, Secretario de Educacin Pblica, quin observ directamente las necesidades que padecan las escuelas primarias de Milpa Alta, y quin finalmente proporcion en el tiempo menos esperado el mobiliario y material didctico suficiente para los planteles.

En su tierra natal su participacin fue activa en la gestin e inauguracin de la Biblioteca Popular estando presente el Director General, Sr. Francisco Gamoneda y el distinguido Secretario de Educacin Pblica, Jos Vasconcelos.

En 1937 fue encargado de reabrir la Escuela Primaria en San Lorenzo Tlacoyucan con alumnos de primero a tercer grado, inmueble adoptado en una vieja construccin contigua al templo del pueblo. Aos ms tarde logr que se construya el inmueble para todos los grados. En su inters por saber de dnde venimos los milpaltenses, realiz la investigacin y publicacin en mquina mecnica de la primera monografa de Milpa Alta (1973). Es autor del actual glifo administrativo que representa al mtico fundador de la Delegacin Milpa Alta, Hueyitlahuilanque, entre otros mltiples trabajos histricos en nhuatl.

Oh guila divina! En 1996 traduce el Himno Nacional Mexicano al nhuatl, coro y cinco estrofas, cantables segn mtrica oficial, la Eucarista, poemas y canciones relacionadas a la vida cotidiana del campesino de su tierra.

El origen del actual logotipo que representa a la Delegacin Milpa Alta fue tomado de un personaje que, segn la mitologa, lleg a estas tierras de las milpas altas proveniente de la Gran Tenochtitlan, llamado Hueyitlahuilanque, personaje inmortalizado inicialmente en un sello que l mismo dise con motivo de la primera Feria Regional y Exposicin efectuada en el ao de 1939. Al respecto, el profesor lo describe:

() de perfil un personaje masculino de cierta jerarqua (Tlacatecutli), sentado en un asiento o trono (Icpali) con laminada a la derecha. En la cabeza lleva un tocado a manera de distincin y representacin de alto dignatario (Copili) y frente a l una voluta que representa el don de mando a travs de la palabra.

Por sus obras, al profesor Fidencio Villanueva se le sita como uno de los hombres ms destacados del sureste del Distrito Federal, ya que durante su vida tuvo la perseverancia y tenacidad en escudriar las races ancestrales para conocer a fondo la raz de su tierra natal, considerado como el hombre pilar en la historia, la educacin y la cultura de Milpa Alta.

Al profesor se le considera como de los creadores de la Primera Feria Regional de Milpa Alta celebrada en 1938 con motivo del 15 de agosto, da de la Pursima Asuncin de Mara, Patrona del lugar. Con esa Feria logra que las escuelas primarias de la zona participen activamente con concursos de bailes regionales y exposiciones didcticas, bajo la supervisin del inspector, profesor Alberto Garca Olez. Con la facilidad de convencimiento que le caracterizaba al profesor, logr la aportacin gratuita de diversos materiales para construccin del actual edificio escolar con el nombre de

, que alberga las oficinas de la administracin de la Delegacin). En 1940 aprob el Departamento del D.F. el presupuesto para culminar el proyecto del citado inmueble escolar conjuntamente con el tanque de almacenamiento de agua potable.

, para facilitar la gestin de la electrificacin de la delegacin, gestin que fue apoyada por la Junta de Vecinos, en la que el profesor funga como Secretario.

En 1947 fue nombrado Director encargado de la Escuela Primaria M-414 de San Bartolom Xicomulco para atender alumnos de 1 a 4, lo curioso es que la escuela careca de personal docente, slo contaba con un trabajador manual, por lo que el profesor era Director, maestro y secretario de los citados grados. Al ao siguiente lo cambiaron de lugar nombrndolo nuevamente Director pero ahora de la Escuela Primaria M-417 de San Lorenzo Tlacoyucan. En 1949 organiz en la Cabecera Delegacional el primer Concurso Regional de Oratoria con excelentes resultados. En ese mismo ao el Editor Vargas Rea le public el Libro de poesa Nhuatl

En 1951 nuevamente fue removido y nombrado Director encargado de la Escuela M-412 de San Francisco Tecoxpan, donde alent a los vecinos para la cooperacin y gestin de la construccin de un edificio digno para la niez del poblado, ya que la escuela que l conoci era una casa particular y alquilada donde se daban clases. El profesor Fidencio Villanueva recuerda con gratitud a los seores de Tecoxpan: Serafn Campos, Graciano Fernndez y otros, por el entusiasmo e inters por la educacin, pues no descansaron hasta lograr un nuevo inmueble levantado a un costado de la iglesia.

, (cinco juegos deportivos prehispnicos). En 1970 fue nombrado Supervisor de la Zona Escolar de la Delegacin Milpa Alta.

imparti los cursos de nhuatl logrando la participacin en su aprendizaje tanto de adultos como de nios.

De 19751978 fue miembro de la primera generacin de licenciatura en Educacin Primaria por la Universidad Nacional Pedaggica, por lo cual se pudiera considerar como el primer licenciado en Pedagoga en su delegacin.

En 1983 fue nombrado inspector de base en la Zona Escolar N 53 de la Direccin de Educacin Primaria N 4 en el DF, comprendiendo las escuelas de: Tlacotenco, Ohtenco, Tlacoyucan, Cuauhtenco, Xicomulco, Oztotepec y Villa Milpa Alta. En 1990, fue nombrado nuevamente inspector de base en la Zona 28 de la Direccin N 5 de Educacin en el DF, comprendiendo las escuelas primarias de Cuauhtenco, Oztotepec, Xicomulco y Atocpan. El 31 de diciembre de 1995, fue responsable del IV Sector de Educacin Primaria en Tlhuac y Milpa Alta, as como Director de la Escuela Nocturna 53-177

Por las citadas actividades docentes, as como por la investigacin del origen de la delegacin Milpa Alta y la preservacin de la lengua nhuatl, entre otras acciones educativas y culturales, sin lugar a duda consideramos que fue el primer Cronista de Milpa Alta. Ante tal magnitud del profesor, un grupo de profesores y alumnos del Colegio de Bachilleres Plantel 14, de Villa Milpa Alta, han solicitado con fundamento fehaciente ante las autoridades correspondientes, que con motivo del Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolucin, el plantel lleve el nombre del insigne Profesor:

As mismo, se ha propuesto que el nombre de la explanada Delegacional, que actualmente lleva el del abogado mexiquense Isidro Fabela, sea sustituido por el del insigne profesor Fidencio Villanueva Rojas. Bibliografa: Villanueva Rojas, Fidencio Aztecacuicame. Cantos Aztecas Editado por el Gobierno de la Ciudad de Mxico, Mxico, 2006. Agradecimiento al profesor Juan Crisstomo Medina Villanueva quin en vida proporcion datos de su to, Fidencio Villanueva Rojas.

Quienes tenemos la suerte de conocer al pintor y artista plstico Ariosto Otero Reyes valoramos su sencillez, profesionalismo, creatividad y ante todo, un incansable promotor de nuestra historia a travs de sus mltiples obras realizadas tanto en nuestro pas como en el extranjero. Al admirarlas, de inmediato nos compenetramos en una gama de imgenes relacionadas con acciones del pueblo donde no deja desapercibida las diversas etapas de la historia que de alguna manera le han dado rostro propio a nuestro pas.

En sus obras encontramos plasmadas diversas etapas del devenir histrico, empezando por nuestras races prehispnicas, la Colonia, los brotes de rebelda prembulo a la independencia y su consumacin, el arrebato de los territorios por el vecino pas del norte, la Restauracin de la Repblica, los ms de 30 aos de porfirismo, la revolucin (1910-1917), el movimiento cristero, el sexenio cardenista, los siguientes periodos presidenciales hasta el neoliberalismo.

, en alusin al volcn inactivo, cono de las delegaciones de Milpa Alta, Tlhuac y Xochimilco, obra realizada en 1988 e inaugurada al siguiente ao, donde aparece el rostro del citado profesor como tributo a su incansable lucha por la educacin para los nios y jvenes de la regin del sureste del Distrito Federal. Al respecto el maestro Ariosto Otero seala:

Este mural, no es uno ms en el panorama artstico de Mxico, es la representacin de la lucha de una comunidad por su cultura. Aqu en las faldas del volcn Teutli la educacin es un ejemplo. Aqu entre el pasado y el presente crece un pueblo.

Entre cananas, lgrimas y adelitas, la Patria como una pelcula ve crecer a los hombres del maana. Los ejrcitos libertadores de Zapata surcaron estas tierras del Mxico de hoy. Junto al Teutli, Quintil Villanueva Ramos con los mejores hombres de la comunidad construy el futuro educativo de Tecmitl. Aqu Lzaro Crdenas dio ejemplo de amor al pueblo mexicano. Aqu los hombres con sus manos como garfios, separaron las duras rocas; fueron los pies descalzos los que trituraron la piedra y reafirmaron la tierra para dejar expedito el camino.

Creo que el muralismo es un puente visual, una gran escenografa que le pertenece al pueblo. En ste puede residir y mantenerse la historia. El muralismo es la parte ms generosa de las artes visuales independientemente del cine que podra dar mucho ms siendo maravilloso

La obra monumental adquiere el compromiso directo y es el que mayor aporte da. Sin embargo, aunque yo haga 200 mil metros de muro, no quiere decir que haga muralismo; ste debe tener un compromiso humanista, social, poltico, arquitectnico y didctico para que pueda sentirlo el pueblo

con ms de 30 aos dedicado en cuerpo y alma al muralismo, lo que le ha permitido acumular una basta historia reconocida a nivel internacional, con el sentido que representa una nueva etapa de muralistas mexicanos, adems de darle continuidad a la escuela del muralismo de los grandes maestros: Clemente Orozco, Diego Rivera y David Alfaro Sequeiros, entre otros.

Bajo el pincel de Ariosto, adems de incorporar en sus trabajos los elementos de la vida cotidiana, de inmediato se admira la esttica, la armona, lo arquitectnico y lo didctico. Es un trabajo de arte contemporneo,

Ariosto Otero es egresado de la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando, Madrid Espaa, y ha realizado un gran nmero de estudios de postgrado en la Escuela de Artes Plsticas de San Carlos de la UNAM. Actualmente preside la Unin Latinoamericana de Creadores de Arte Monumental, A. C. En 1994, junto con un grupo de Muralistas Mexicanos fundaron

Sus obras las encontramos en diversas partes de nuestro pas, incluyendo en las delegaciones capitalinas de La Magdalena Contreras y Milpa Alta, as como en Amecameca Estado de Mxico. Pero adems el maestro se ha dado a la tarea de unir criterios y tcnicas por la identidad de Amrica Latina tanto en Argentina, Colombia y Paraguay donde sus trabajos de arte visual estrechan an ms los lazos de hermandad entre estos pases.

En sus ltimas obras ha hecho el rescate de una tcnica etrusca y maya que implica el trabajo de esgrafiado con el estuco. Dentro de sus obras realizadas en nuestro pas citaremos solo algunas como los murales

En la Secretara de Gobernacin del Palacio de Covan, en el Saln de Revolucin. En la fbrica de Hilos Cadena, hoy Mercado Plaza 2000. En las instalaciones del Sindicato Nacional de los Trabajadores de Gobernacin (Tols 48, Centro Histrico, en la Ciudadela) encontramos en el cubo de las escaleras un mural de 160 metros cuadrados bautizado por su creador como

. Mural que de alguna manera honra a los luchadores sociales quienes sentaron las bases del actual sindicalismo. En l observamos los diversos aspectos de la vida de nuestro pas, sobresaliendo los prceres que encabezaron la lucha de clases como Ricardo Flores Magn, Luis N. Morones, Vicente Lombardo Toledano y la primera mujer que dirigi un sindicato, Tas Garca.

En la Delegacin Magdalena Contreras ha realizado una serie de murales, sobresaliendo el de la antigua estacin de ferrocarril El viaje del siglo XX de 230 metros cuadrados, donde obviamente el tema central es un antiguo ferrocarril con escenas de la Revolucin Mexicana, donde el artista deja presente el pensamiento contemporneo de nuestro pas a travs de los personajes de la vida de la farndula y de la poltica.

de 162 metros cuadrados, tambin declarado patrimonio nacional de aquel pas. Se encuentra plasmada en los muros de la Fundacin Clnica Shaio, institucin especializada en cardiologa de Santa Fe de Bogot,

tienen la facultad de remover nuestra visin del mundo. Su misin consiste en explicar que las cosas son distintas y diversas segn el punto de vista del observador, pero que en esencia son la misma y nica cosa

Actualmente el mural El Teutli se encuentra protegido con barandal metlico para ser admirado en todo su esplendor por los usuarios de la Biblioteca Regional que cuenta con ms de 12 mil volmenes de acervo bibliogrfico, hemeroteca, sala infantil, entre otras actividades que estn en servicio todos los das de la semana, incluyendo sbados y domingos.

BIBLIOGRAFA: Actividades realizadas por el Unin Latinoamericana de Muralista y Creadores de Arte Monumental A.C. con sede en Mxico, en los encuentros de Argentina, Monte Caseros, la Plata Neuqun y Paraguay durante los aos 1997 2000.

de John Womack. El autor hace referencia cuando el general Emiliano Zapata entra con su tropa a Cuernavaca, el 26 de mayo (1911) al lugar donde estaba seguro que lo esperaba Genovevo de la O.

por el frreo carcter y de firmes decisiones y convicciones por lo que se considera uno de los pocos revolucionarios fieles a la causa campesina apostando su vida a lado del general Emiliano Zapata, entre otros tantos personajes como Rubn Jaramillo quin continua la lucha zapatista.

Sus bigrafos dan la fecha de su nacimiento: Es el 3 de mayo de 1876 cuando viene al mundo en el poblado de Mara Ahuacatitln, estado de Morelos, precisamente viene a sta tierra cuando el pas se encontraba bajo cierta tencin a raz de la muerte de don Benito Jurez sucitndose la lucha por el poder, cuando don Sebastin Lerdo de Tejada y el efmero tiempo de don Jos Mara Iglesias asumen la a presidencia de la Repblica, hasta que don Porfirio Daz se apodera de la presidencia el 6 de noviembre de 1876.

. Lo mismo ocurra con otras haciendas vecinas. Durante la presidencia de don Porfirio Daz asume la gubernatura del estado de Morelos el general Francisco Leyva, a quin se le haba caracterizado por su participacin activa en la Guerra de Intervencin, aos ms tarde Genovevo de la O, estando como dirigente de su pueblo natal se identifica con l reviviendo aejas reclamaciones que sus coterrneos demandaban en contra de los hacendados, acciones que en muchas ocasiones fueron reprimidas por el ejrcito federal.

En 1910, ante el llamado de don Francisco I. Madero a levantarse en armas, el estado de Morelos responde positivamente al no aguantar ms las injusticias de hacendados y familiares del general, e gobernador Francisco Leyva, quienes se haban apropiado de cargos pblicos, tal es el caso que nos comenta John Womack de:

Tepoztln llegaron inclusive a aduearse de la presidencia municipal. All y en otras partes los cargos municipales correspondieron tambin a parientes de ex leyvistas

El grupo de Genovevo de la O (quin) reuni en las montaas del norte de Cuernavaca contaba solamente con 25 hombres y slo de la O tena un arma de fuego, un rifle de calibre 70. Pero los rebeldes haca su aparicin en lugares difciles

Era un viernes 10 de enero de 1915 el peridico El Imparcial informa: Amaneca cuando el pueblo de Ayotzingo fue atacado por las fuerzas zapatistas del General Genovevo de la O del cual asaltado y quemado, y que la guarnicin de Ayotzingo estaba compuesto por 80 hombres, que fue auxiliado por dichas guarniciones por tropas de Xochimilco y de Xico. Las primeras a las rdenes del Perfecto Poltico y las segundas al mando de Iigo Noriega. Esta noticia caus mucha alarma en las gentes de la ciudad de Mxico. Puesto que ste pueblo esta cercano al Distrito Federal

Por lo tanto las autoridades enviaron tropas de refuerzo como el 24 Batalln de Infantera. (Tomaron parte en este combate los 200 amarillos que cuidaron las enormes propiedades de Iigo Noriega). Al mando del capitn 1 Jos Ma. Melo, ste hecho de armas o asalto, tuvo lugar el 8 de enero de 1913. Dos das despus gobernaba al pas don Francisco I. Madero

Estimado General y amigo. Mucho he de estimar a Ud. Se sirva librar sus apreciables rdenes, a fin de que los C.C. Jefes, Oficiales Clases y agente de tropa que son bajo su mando no molestar en nada al C. Gral. Pablo Vrtiz y a la fuerzas que dependen de l, dndoles por el contrario todas las garantas que son acreedores como compaeros que trabajan por la misma causa

El 28 de noviembre de 1911 se marca un hito en la historia del agrarismo cuando Emiliano Zapata y sus ms allegados colaboradores se reunieron en el pueblo de Ayoxuxtla, estado de Puebla se proclama El Plan de Ayala y ms tarde es difundido a travs del peridico El Diario del Hogar con los planteamientos que persigue el Ejrcito zapatista sobresaliendo la restitucin de la tierra y el desconocimiento a Francisco I. Madero como presidente de la Repblica al negarse repartir la tierra. Como resultado del artero asesinato al Gral. Emiliano Zapata en la hacienda de Chinameca por las tropas del comandante del 5 Regimiento de Caballera del ejrcito constitucionalista en manos Jess M. Guajardo. Muerto Zapata, el coronel Guajardo hace de las suyas en Morelos como sucedi

Hechos que le dan vuelco al movimiento revolucionario cuando Genovevo de la O se posesiona del liderazgo que tena Zapata. Una de tantas batallas por recuperar los sitios controlados por el Gral. Emiliano Zapata como fue el centro de la delegacin Milpa Alta en manos de los constitucionalistas. A ste respecto, encontramos en el archivo del Registro Civil de Milpa Alta interesante documento integrado por 96 fojas donde nos narra en la primera foja que el 29 de marzo de 1920 cuando fue atacado por las fuerzas de Genovevo de la O, Valentn Reyes y Everardo Gonzlez con un grupo como de cuatrocientos hombres armados, combate iniciado a las 16:00 Hrs. y culmina como a las 20 Hrs. sin poder dominar a la guarnicin carrancista.

Al respecto podemos imaginar que durante cuatros horas de combate se dieron bajas en ambos lados. La sangre corri sin que Genovevo de la O lograra su objetivo. Al respecto en el documento leemos como sucedieron los hechos. Transcripcin del documento:

A las cuatro de la tarde del da treinta y uno de marzo de mil novecientos veinte con ausencia del C. Regidor Acevedo dio principio la sesin sin darse lectura al acta anterior en virtud de no existir. El C. Presidente hace uso de la palabra poniendo en conocimiento de la Honorable Asamblea el hecho de que el da veintinueve del mismo mes haba sido atacada la poblacin por fuerzas de Genovevo de la O., Valentn Reyes y Everardo Gonzlez

con un grupo como de cuatrocientos hombres armados y habiendo sido comprendido el destacamento se vio este precisado () con ltimo recurso a hacer resistencia en la torre parroquial, que habindose iniciado el combate a las cuatro de la tarde y siendo ya las ocho de la noche sin que pudieran dominar a la guarnicin la fuerzas atacantes, habiendo puesto fuego primeramente a las oficinas en que se encontraba la Comandancia de Polica y que no siendo posible detener el incendio, haba llegado tambin a las otras oficinas, quedando todo destruido, pues aba (sic) contribuido a propagar el incendio sin mayor eficacia las cajas de petrleo que para el alumbrado se tena depositadas en el saln de la secretara que as mismo debido en esos acontecimientos no era posible paralelos por lo pronto continuar con algunos asuntos pendientes sino que hasta que no se hicieron las separaciones por lo mismo las muy indispensables en adquisiciones de papel, libros muebles, etc. Despus de una breve discusin, se tom el acuerdo de que se consignar el hecho al juez menor a fin de que fuera levantada el acta respectiva, y procediera a las averiguaciones del como y definir las responsabilidades que hubiera

Un mes despus de la fallida toma de Milpa Alta Genovevo de la O se une al Plan de Agua Prieta (mayo de 1920) donde se desconoce a don Venustiano Carranza como presidente de la Repblica, demostrando su lealtad acompaando a Obregn cuando ste hace su entra triunfante a la ciudad de Mxico.

Los zapatistas figuraron destacadamente en este nuevo rgimen que se estaba consolidando con rapidez. El 2 de junio, veinte mil partidarios del Plan de Agua Prieta desfilaron por el zcalo y entre ellos figuraron fuerzas de Morelos. Y observando el desfile, al lado de los nuevos dirigentes a quienes se les haba hecho ese honor, desde un balcn del Palacio Nacional, junto a un Pablo Gonzlez que sonrea ligeramente, se encontraba el rechoncho y moreno de la O, al que el sol le haca fruncir el ceo. Visto de lado, se pareca mucho a Zapata, que haca ms de un ao que haba muerto. (S de la O hubiese sido muerto y Zapata hubiese vivido, ste probablemente se habra encontrado all, en su lugar, con el mismo fruncimiento de incomodidad, convencido por Magaa de que se sumase al auge obregonista

Durante la poca cardenista se desconoce su participacin, pero durante los primeros meses de 1938 queda a disposicin de la Divisin de Armas, sta a la vez del Estado Mayor de la Secretara de Guerra, hasta que en 1941 llega a la edad lmite cundo se jubila del ejrcito. Finalmente fallece a la edad de 76 aos en la tierra que lo vio nacer, Santa Mara Ahuacatitln, estado de Morelos. Como vemos, la delegacin Milpa Alta fue escenario del movimiento agrarista, dejando una huella de la sublevacin de la gente de origen campesina cuyo objetivo de lucha a lado del general Emiliano Zapata fue por lograr un pedazo de tierra para sembrar los productos de consumo de la vida cotidiana de los hombres del campo.

No podemos dejar desapercibido cuando en el pueblo de San Pablo Oztotepec, Milpa Alta, en la capilla denominada Chalmita fue el lugar elegido por el General Zapata donde se ratifica el Plan de Ayala el 19 de julio de 1914. 65 aos despus en sta misma demarcacin, en 1979 se constituye La Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CENPA) misma que fue perdiendo fuerza por las presiones del gobierno federal donde adems sus representantes y lderes se fueron vendiendo al mejor postor. En este contexto, del 12 al 14 de octubre de 1979, se reunieron en Milpa Alta ms de 40 organizaciones campesinas regionales y nacionales, las cuales, despus de tres das de deliberaciones, acordaron constituir la Coordinadora Nacional Plan de Ayala (CNPA). Este proyecto frentista, que se declar de inicio independiente del gobierno y los partidos polticos, representa la ruptura con el agrarismo hecho gobierno y con el corporativismo de las organizaciones oficialistas o paraestatales.

Integraron la CNPA cientos de comits particulares ejecutivos y grupos que inicialmente daban seguimiento a ms de 650 expedientes de solicitudes de tierras, restituciones, o regularizacin de tierras ejidales y comunales con sus carpetas bsicas. As tocaba a su fin el modelo agropecuario que se mantuvo vigente por ms de 40 aos y surga el frente ms representativo de lucha por la tierra

Ante la deslegitimacin campesina, Lpez Portillo intensific la represin. Ms de 800 campesinos miembros de la CNPA llenaban las prisiones en todo el pas, quienes para ser liberados hicieron huelgas de hambre, al tiempo que los campesinos se movilizaban en varios estados. La CNPA no slo enfrent la represin policaca y militar, tambin fueron asesinados muchos de sus militantes por pistoleros a sueldo, guardias blancas de los caciques y grupos paramilitares de Antorcha Campesina. Pese a lo anterior, la CNPA continu su lucha, y a 30 aos de su fundacin no ha arriado la bandera agrarista

Valentn Reyes y Everardo Gonzlez practicaban incursiones dos o tres veces a la semana en el estado de Mxico y en Distrito Federal conservando la simpata de la gente. Zapata y la Revolucin Mexicana.

Corts atrae hacia s al viejo Xicotncatl para saludarlo. Lienzo de Tlaxcala. Fuente: Historia de la Vida cotidiana en Mxico. Tomo I Mesoamrica y los mbitos indgenas de la Nueva Espaa. Pg. 345,FCE, 2009.

Los trabajadores de la construccin; albailes, arquitectos e ingenieros civiles celebran con entusiasmo el 3 de mayo, pues es el da de la Santa Cruz manifestndose con engalanado colorido y ramillete de frescas flores en lo alto de las construcciones. Ese da de la

, el smbolo religioso compuesto por dos maderos, uno largo y otro corto cruzados, representa la fe del cristianismo impuesto desde el inicio de la colonia espaola, donde poco a poco se fue dispersando en diversas partes del Nuevo Mundo hasta el lugar ms recndito.

Algunas cruces se colocaron a ras de suelo, otras en rboles y en su mayora en la altura de las colinas. Aos despus a medida que se erigan las capillas, iglesias y conventos se instalaron en lo ms alto del inmueble, tanto en torres como en bvedas con el fin de ser visibles a grandes distancias, tradicin que fue tomando cada vez ms fuerza hasta quedar arraigada en el espritu del mundo de los devotos, por lo cual se le siguen venerando hasta nuestros das vistindolas con flores con oloroso sahumerio, acompaado de tronidos de cohetes, misas al aire libre, comilonas, bailes y en algunos casos hasta entrada la tarde se culmina en feliz borrachera.

uno de los conquistadores de la Nueva Espaa, quin permaneciera al lado de don Hernn Corts hasta la conquista de la Gran Tenochtitlan. Al adentrarnos en esta lectura vemos cmo hace referencia que en ciertos lugares conquistados dejaban como una huella perenne de su paso la Santa Cruz:

Ante un mundo desconocido para los conquistadores tuvieron como fin acabar de tajo con la religin de los nativos, nuevamente la cruz aparece como la sustitucin de la religin prehispnica por la de los espaoles. En uno de tantos dilogos de Corts con Diego de Ordaz le comentaba:

y que pusiesen una imagen de Nuestra Seora que les dio, una cruz, y que siempre seran ayudados y tendran buenas sementeras y se salvaran sus nimas.

Como vemos cada vez la presencia de ste smbolo se haca notar, fue la insignia de la conversin de la nueva religin impuesta a travs de la fuerza y el artificio. Fortalecida la religin surgieron las Cruces Atriales en cada poblado de indgenas y a la par los gremios y cofradas surgan en todo el territorio de Nueva Espaa, incluyendo a la Ciudad de Mxico, donde el 3 de mayo se eriga una cruz florida con ofrendas que se bendeca al mismo tiempo que la construccin. Por sta razn aos ms tarde surge la Cofrada de la Santa Cruz:

En trminos generales, sabemos que fue tanta la devocin a este smbolo pasionario que aparecieron en nombres de nios, e inclusive en apellidos entre los habitantes, lo mismo que se les asigna a los barrios, pueblos y colonias. En esa fecha encontramos la algaraba popular en: Atizapan de Zaragoza, en San Fernando de los Baos, Santa Cruz Meyehualco, Santa Cruz Acalpixcan, Santa Cruz Xochitepec, entre otros lugares de sta megalpolis.

El tema da para mucho, pero comentaremos que se conocen varios tipos de cruces de las cuales citaremos solo algunas: la cruz griega, cruz de San Pedro, cruz de San Antonio, cruz de San Andrs, cruz de Jerusaln, cruz de Malta, cruz bizantina, cruz papal, cruz gamada, entre otras; pero la ms conocida entre nosotros es la cruz latina, compuesta de un travesao largo y otro ms corto desplazado hacia arriba, quiz sea la ms apegada a la cruz de Cristo.

En la historia prehispnica de nuestro pas encontramos este smbolo en forma de una cruz. Observamos cmo en los cdices Borgia, Vaticano, Fejervary aparecen cuatro rboles. En el primer plano:

aparece un rbol y un ave designando cada zona del universo y al centro de l; as al oriente, un sauce y un quetzal, al norte un nopal y un guila, al poniente un rbol amarillo que puede ser una palma real y un colibr, al sur un rbol rojo con apariencia de mezquite y una guacamaya. En el centro est un rbol que tiene caractersticas de una planta de maz gigantesca

. Lo interesante de todo esto es que para algunos investigadores los rboles representados con las ramas abiertas dan la impresin de que se adoraba una cruz, no con el sentido religioso impuesto por los conquistadores.

Escudo de Armas de Xochimilco del ao de 1559 donde aparece el cerro del pueblo de Santa Cruz Xochitepec (Xochitepetl) conla "cruz" en la cima. ste smbolo religiosoan se puede apreciar.

Nota: El presente Escudo de Armas de la Delegacin Xochimilco fue expedido por el rey de Espaa, Felipe II, segn Clula Real del 11 de abril de 1559, cuyo copia manuscrito fue hallado en la Biblioteca Nacional de Madrid.

En Xochimilco encontramos una interesante investigacin realizada por Rafael Zimbrn sobre el origen y significado de la cruz, es por ello que el poblado se llama Santa Cruz Alcapixcan. Al respecto se tienen evidencias que para terminar con la religin pagana de los lugareos se mand construir una cruz y arrojarla en el fondo de un

. El citado investigador concluye que en Santa Cruz Alcapixcan se conjugaron los elementos religiosos del culto a la fertilidad, al agua y a los cerros, el culto al Sol reflejado en eventos astronmicos y calendricos y un posible sincretismo de todos estos con la religin cristiana, fenmenos sociales que manifestndose espacialmente dieron una configuracin caracterstica a la actual estructura urbana y al territorio de Alcalpixcan. Es por esto que muy cerca del centro del poblado, observamos cmo en lo alto del cerro conocido como Tlacualleli aparecen tres enormes cruces, que como centinelas de la fe del catolicismo se les admira durante todo el ao.

-Cuadernos de Arquitectura Mesoamericana Las Cruces punteadas de Santa Cruz Acalpixcan, Xochimilco Artculo de Juan Rafael Zimbrn Romero, Pg. 59. UNAM.

San Pablo de Oztotepec mantiene viva la figura del lder de la Revolucin "Dicen que Don Emiliano siempre nos traa piloncillo, alcohol, caa, caf..." Pascual Gallegos sale del Centro Cultural de San Pablo de Oztotepec. Lleva su sombrero bien calado y la fina lluvia parece no inmutarle. El dios Tlaloc envi agua a esta tierra de campesinos de maz, que hablan en 'nahuatl', la lengua de sus antepasados.

La comunidad, uno de los 12 pueblos de la delegacin de Milpa Alta en el Distrito Federal, ultima los preparativos para conmemorar la muerte del lder sureo de la revolucin mexicana, Emiliano Zapata, asesinado el 10 de marzo de 1919 en la Hacienda de Chinameca (Morelos). Se har hoy en muchos lugares de Mxico. Con muchos actos oficiales, incluida la visita del presidente, Felipe Caldern a Morelos. Pero en este lugar, la fiesta es del pueblo porque son ellos quienes mantienen viva la figura del lder de la Revolucin cada da del ao. "Hoy es una fecha especial, aqu todos, hasta los ms jvenes, participan en la organizacin", seala el lder comunal.

En unas horas, inician los festejos con una cabalgata zapatista por las calles, varios discursos al lado del busto de bronce de la plaza y como manda la tradicin oral, que an persiste en esta zona, se contarn las historias de los antepasados de cundo conocieron al general, le dieron la mano, atendieron a sus tropas, y cmo Doa Chapina cuando era nia le puso un collar de flores a Zapata cuando lleg por primera vez al pueblo en 1911. "Hasta hace dos aos, segua contando la historia pero no la he visto desde entonces, no s si seguir viva", apunta Pascual.

Los soldados del 'General de los Ejrcitos del Sur' se establecieron en toda la zona de Milpa Alta e instalaron el cuartel principal en San Pablo, un lugar estratgico desde el que se divisa todo el valle sur de Mxico. Ocuparon las iglesias, las quintas de los hacendados y contaron con la valiosa ayuda de un pueblo, que daba de comer a sus caballos y alimentaba a la tropa con tortillas y alguna que otra gallina.

, exclama Don Gilberto Losada, uno de los cronistas ms ilustres del pueblo que est al frente del cuartel zapatista, convertido hace unos aos en Museo y centro de actividades comunales. Su padre le contaba las historias de la Revolucin. "Dicen que Don Emiliano vena mucho al pueblo y que siempre traa piloncillo, alcohol, caa, caf... Llegaba y pasaba algunos das en quin sabe qu casa; lo que si decan es que nunca se quedaba en el cuartel por si venan los carrancistas a matarlo".

Todos los pueblos de Milpa Alta eran zapatistas y en especial en San Pablo, donde tuvo lugar un hecho que Gilberto califica de "solemne". "En esta sala se ratific el Plan de Ayala en 1914, por eso la llamamos la 'sala sagrada o solemne', y en esta vitrina estn las cartas que Emiliano mandaba a sus tropas y en las que solicitaba cartuchos, provisiones e incluso ms cigarros", explica en nahuatl y espaol el encargado del Museo Cuartel zapatista. Para l, el hecho de que el general hablara 'nahuatl' fue decisivo para que la mayora de los campesinos indgenas se unieran a su causa.

"En un primer momento, Zapata se dirigi a ellos en su lengua y perdieron la desconfianza, eso fue lo que hizo que los indgenas campesinos le siguieran. Adems, vena a liberar al pueblo del yugo de los hacendados que controlaban los precios de los alimentos y las tierras", comenta sentado bajo el lema zapatista: 'Tierra y libertad, justicia y ley'.

Zapata vive en Milpa Alta. Lo que fuera el cuartel zapatista hoy alberga tambin una importante coleccin del archivo fotogrfico de Casasola con imgenes de la vida del revolucionario. Un recorrido que muestra a Zapata vestido impecable de 'charro', a caballo, con su ejrcito y grandes momentos de la historia de la Revolucin como su entrada a caballo en Mxico . F. al lado de Pancho Villa.

"Muchos dijeron hasta 10 aos despus de su muerte que lo haban visto... que Zapata no muri..., que mataron a su compadre Amador Salazar, otro gran charro al que tambin le faltaba el mismo dedo que a Zapata", comenta Adn Caldio, cronista de la delegacin de Milpa Alta. "Otros decan que lo vieron en Arabia en 1955, casi 30 aos despus de su asesinato", relata Caldio.

El pasado 19 de abril los habitantes de Ayoxuxtla de Zapata, Estado de Puebla recordaron el XCI aniversario luctuoso del general Emiliano Zapata Salazar. Sitio testigo mudo cuando en un jacal acondicionado como campamento pernotaron por varios das el ejrcito zapatista mientras se preparaba el documento que hara historia en la vida del agrarismo del pas.

Precisamente el sitio fue visitado por los cronistas de Milpa Alta quienes entregaron libros para el acervo del Museo de Zapata del Plan de Ayala (inaugurado el 28 de noviembre de 1979). Adems de material didctico para los nios.

El poblado de Ayoxuxtla de Zapata se encuentra en lo ms intrincado de la zona montaosa del sur de Puebla, sitio de tierras ridas y de carencias econmicas rodeado de enormes montes que como centinelas aparecen en los cuatro puntos cardinales resguardando el lugar. Observamos hacia al Norte el cerro de Cihuapilli, al Sur a Cuhatotola, al Poniente Tulcingo y al Oriente a Cuauhtpetl, zonas donde se apostaron los zapatistas mientras se discuta y redactaba el Plan de Ayala entre la multitud de hombres cruzado el pecho por las cananas de cartuchos, y en la mano callosa y morena sosteniendo el muser an oliente a plvora. Visitar este lugar fue rememorar el sitio donde el pensamiento y la accin agrarista quedaron plasmados en el documento pionero del agrarismo mexicano, firmado y promulgado por el Ejrcito del Sur: siete generales, diecisiete coroneles, treinta y cuatro capitanes y un teniente del ejrcito zapatista (casi todos campesinos, salvo Otilio Montao y algn otro, la mayora de los cuales apenas saba firmar su nombre) constituidos en Junta Revolucionaria del Estado de Morelos.

En el histrico documento se enfatiza la ruptura definitiva del general Emiliano Zapata con Francisco I. Madero, quin siendo ya presidente se neg a entregar la tierra a los campesinos violando el espritu del Plan de San Luis. En consecuencia, declara traidor a Francisco I. Madero, desconocindolo como jefe de la revolucin y como Presidente de la Repblica y llamando a su derrocamiento.

Francisco Mercado uno de los firmantes del Plan de Ayala, asegura que Manuel Vergara le dijo a Zapata que por su rumbo estaba libre de tropas, tambin asegura que Zapata quera que el Plan se firmara en Jolalpan, pero le dijeron: No jefe, aqu nos embotellan y se fueron para Miquetzingo, donde durmieron, solo Manuel Vergara, el padre de Luis Quiroz, el profesor Montao, Trinidad Ruiz y el Gral. Zapata se fueron barranca abajo, no s hasta donde llegaron, pero les gust el lugar.

Manuel Vergara orden a Jess Quiroz que cuidara la caballada y mandaron traer plumas, tinta y papel a Huehuetlan. Francisco Mercado asegura que siguieron por El Platanar y Coetzala hasta llegar a Ayoxuxtla donde consideraron seguro. Mercado asegura que Zapata iba todas las tardes a ver el avance del trabajo y que luego no le gustaba a Zapata lo que haban hecho, y les deca No Compadre, le falta esto y le falta el otro pero un da le gust al Jefe y dijo: que inviten a todos los compaeros para que el da 28 se firme en Ayoxustla.

Carlos Reyes Avils, en sus Cartones Zapatistas, asegura que durante tres das trabajaron Emiliano Zapata y el Profesor Otilio E. Montao, Zapata emitiendo ideas y Montao dndoles forma escrita, discutindolas entre ambos, con apacibles y mesurados comentarios y cuando tuvieron terminado el documento, salieron de su escondite que slo era conocido por Juan Snchez, amigo de Zapata que estaba avecinado en Miquetzingo y era quien les llevaba la comida hasta el escondite que tenan en una cueva de la Sierra.

Se fueron reuniendo los hombres y finalmente el 28 de noviembre de 1911, desde la puerta del jacal que le haba servido de albergue, Emiliano Zapata les dijo Esos que no tengan miedo que pasen a firmar.

Enseguida Montao, de pie sobre una mesa que todava se conserva en Ayoxustla, con voz de profesor pueblerino dio lectura al documento, todos los ah presentes acogieron con entusiasmo el plan y con el mismo entusiasmo lo firmaron, primero los jefes y despus los oficiales.

La banda de msica de Miquetzingo toc el Himno Nacional y despus de que hablaron J. Trinidad Ruiz y Otilio E. Montao, se jur a la bandera que los haba acompaado desde 1911, y frente a Emiliano y Eufemio Zapata desfilaron las tropas, la vieja campana del templo repic al comps de la banda de Miquetzingo. Se haban juntado cerca de 4 mil hombres.

Despus de firmado el Plan, Zapata regres a Morelos y, al llegar a la ranchera de Ajuchitln, orden a Bonifacio Garca, a Emigdio Marmolejo y a Prculo Capistrn, que invitaran al cura de Huautla para que fuera con su mquina de escribir, papel blanco y papel carbn.

El sacerdote acudi con su mquina a la cita y Zapata le dijo que necesitaba varias copias del Plan de Ayala. El sacerdote lo ley con avidez y asombro y se puso a sacar las copias solicitadas, que fueron enviadas a las embajadas de la ciudad de Mxico, y a Gildardo Magaa le dio orden de suspender las conversaciones con el maderismo y que tratase de publicar el documento.

De las copias hechas del Plan de Ayala se transcribieron y se enviaron a Mxico varias copias y Gildardo Magaa habl con don Enrique M. Bonilla de El Diario del Hogar, quien hizo un doble tiro ese da y tuvo que hacer otro extraordinario para satisfacer las demandas de toda la Repblica. Ningn otro peridico quiso publicarlo por su radicalismo.

Hay autores que aseguran que le ensearon el Plan a Madero, antes de publicarlo, y despus de leerlo dicen que dijo: publquenlo para que la gente conozca a ese loco de Zapata.

En el modesto Museo de Ayoxuxtla se exhiben documentos, fotografas, grabados (Zapata con Rubn Jaramillo), as como tres instrumentos que posiblemente pertenecieron a la banda de viento de Miquetzingo, que debemos suponer fueron los que entonaron el Himno Nacional. Al fondo del recinto aparece la citada mesa y una silla de madera de pino donde aseguran los vecinos del poblado se firm el histrico documento. Adems un asiento de piedra con respaldo, en el que comentan los abuelos haber visto al general Emiliano Zapata descansar debajo de la sombra de un frondoso rbol.

Actualmente la poblacin de Ayoxuxtla tiene aproximadamente unos 600 habitantes dedicados a la agricultura de temporal. En el centro de la poblacin aparece un grabado de Zapata con un machete en la mano derecha y en el reducido jardn un tosco busto del general con un texto en alusin a la firma del Plan de Ayala.

Aprovechando la visita se platic con las seoras nativas del lugar: Nicolasa Zaldvar Aguilar de 79 aos y la seora Constantina Aragn Tapia de 73 aos quienes confirman, por las plticas de la tradicin oral de la familia, que el general y su tropa fueron atendidos con bastante comida: frijoles, carne de res y de puerco, tortillas de maz martajado. Una de las personas que participaron activamente fue la seora Agustina Tapia, mam de doa Constantina Aragn, quin fue molendera del metate con el metlapil donde se martajaba el maz para obtener masa suficiente para las tortillas.

Foto de un autntico ejidatario, el Sr. Isidro Garcs (el que porta el jorongo) trabajando en su parcela apoyado por los seores Aurelio Ruz y Sr. Molotla. Una de las virtudes de Don Isidro Garcs fue organizar el evento Agrario-Religioso en honor a San Isidro Labrador, conjuntamante con los seores Juan Cabrera, Agustn Ortega y Cruz Chora, apoyados por el profesor Quintil Villanueva Ramos y el sacerdote Guadalupe Nieto Rivera. (foto del Sr. Eduardo Garcs Gonzlez).

El presente ensayo demuestra que San Antonio Tecmitl desde su fundacin en la poca prehispnica naci como pueblo conservando su modalidad histrica a la actualidad y en la etapa del Mxico postrevolucionario fue dotado de tierra agrcola de dos grandes zonas denominadas: El Monte y La Ampliacin. Por lo tanto, lo que se considera como zona urbana siempre se le ha considerado como propiedad privada cuyos propietarios se han amparado con documentos denominados primordiales timbrados y con sello avalados por un Juez de Paz.

. Actualmente es uno de los doce poblados que integran la delegacin Milpa Alta manteniendo su organizacin ancestral a travs de calpullis dirigidos a los cuatro vientos, hoy conocidos como barrios conservado su nombre en nhuatl: Cruztitla, Xochitepetl, Xaltipac y Tenantitla.

Despus del levantamiento revolucionario el insigne profesor Quintil Villanueva Ramos es quin actualiza la nomenclatura con los nombres de los hroes de nuestra Independencia.

destinados al usufructo de los miembros del calpulli, al pago de tributos del mismo y al arrendamiento para solventar las necesidades pblicas. El caso de Tecmitl no sera la excepcin por tener stos cuatro calpullis, organizaciones caractersticas de los pueblos de esa poca prehispnica, hoy denominados pueblos originarios.

Con la conquista espaola la propiedad de la tierra sufri enormes cambios, de tal modo que se llega el rgimen de propiedad privada, y muchos aos despus logran los habitantes la dotacin de dos grandes proporciones de zonas ejidales denominadas: El Monte y La Ampliacin, como ms adelante lo veremos. La historia de la propiedad de la tierra va concatenada con el descubrimiento del nuevo continente y con la conquista de la Cultura Mexica, lo que dio origen a la Nueva Espaa, hechos que indudablemente se le atribuyen a la Corona Espaola, pero sostenida con dinero de particulares. A este respecto conviene recordar que la Real Clula del 13 de Julio de 1573 dispona que ningn descubrimiento se hiciese a costa de la Corona; y la Clula anterior de 1542, mandaba se retribuyese a los capitanes y tropa con los productos de los territorios conquistados

De acuerdo con las disposiciones dictadas por el Rey de Espaa, la propiedad agraria de la Colonia se divida en tres categoras: 1. La propiedad privada de los elementos militares del ejrcito conquistador, y la de los espaoles que vinieron despus de consumada la conquista. 2. La propiedad eclesistica destinada a la iglesia y a la clase sacerdotal. 3. La propiedad de los pueblos indgenas, adjudicada a ellos mediante la Clulas y disposiciones de la Corona.

La propiedad que se vena manteniendo durante la poca anterior a la conquista sufri trascendentales modificaciones al posesionarse los peninsulares del territorio nacional, de sta manera surge el ejido. Antes de entrar al tema del ejido se hace importante sealar que etimolgicamente la palabra ejido viene del latn

En la colonia, El ejido comprenda tierras ubicadas fuera de la poblacin, suficientes para que los pobladores, trabajndolas, pudiesen vivir de sus productos. Deba comprender tambin los montes necesarios, para que de ellos, los indios se surtieran de lea y madera para sus usos habitacionales; as como del agua necesaria tanto para el riego de las tierras de trabajo, como para su uso personal y de sus ganados

La propiedad agraria que existe desde la poca de la Colonia, misma que se ha conservado a travs de nuestra historia la divide en cuatro clases: 1.- El ejido. 2.- El fundo legal. 3.- Los terrenos propios y 4.- Los terrenos de comn repartimiento. En el caso del ejido tuvo su origen en la orden del 1 de diciembre de 1573 y en la Real Clula del 20 de noviembre de 1598. Las caractersticas del naciente ejido fueron modificaciones, las mismas que las del Calpulli, o sea, la comunidad en propiedad y trabajo, y la inalienabilidad de la tierra, teniendo solamente el pueblo derecho al usufructo

La segunda clase de propiedad que cre la colonia fue el fundo legal de los pueblos, es decir, el lugar donde deban construirse las casas de los pobladores. Una orden del Rey Carlos V, del ao de 1546, resolva que los indios fuesen reducidos a pueblos y no vivieran divididos por las sierras y montes. Diversas disposiciones fueron expedidas por la Corona de Espaa sealaron en definitiva 600 varas, a partir de la iglesia y a los cuatro vientos, lo que deba ser el fundo legal destinado para que se levantaran los hogares de los indios, debiendo dicho terreno ser inalienable, ya que su propiedad corresponda al pueblo

A escasos trescientos aos de coloniaje se suscitaron una serie de abusos con los habitantes de los pueblos por los representantes de la Corona de Espaa lo que fue provocando poco a poco un gran malestar entre los indgenas principalmente entre los criollos y los mestizos, quienes incitaron a sumarse en los primeros movimientos de independencia, cien aos despus surge el estallamiento de la revolucin, ahora estamos viendo como el gobierno federal con los panista en el poder y acoplados con las voraces empresas trasnacionales e inmobiliarias quienes han estado presionando a un grupo de ejidatario para colonizar aceleradamente a San Antonio Tecmitl y sus alrededores.

. Su rgimen se prolong llegando a mantener el poder en una sola persona, resultando tan negativo para la vida de nuestro pas porque no daba oportunidad al pueblo de elegir a sus gobernantes, as como el abuso con el acaparamiento de tierras en manos de los hacendados. Al respecto recordamos a uno de los grandes hombres que lucharon por la dotacin de la tierra a los mexicanos, el licenciado Luis Cabrera quin en elocuente discurso respecto a la restitucin de los ejidos de los pueblos pronuncia un discurso en la Cmara de diputados el 3 de diciembre de 1912 en el cual retomamos un fragmento de la vida que llevaban nuestros campesinos por los acaparadores de la tierra:

La hacienda, tal como la encontramos de quince aos a esta parte en el Mesa Central, tiene dos clases de sirvientes o jornaleros: el pen de ao y el pen de tarea. El pen de ao es el pen acasillado, como generalmente se dice, que goza de ciertos privilegios sobre cualquier pen extrao, con la condicin de que se acasille, de que se establezca y traiga su familia a vivir en el casco de la hacienda y permanezca y traiga su familia a vivir en el casco de la hacienda y permanezca al servicio de ella por todo el ao. El pen de tarea es el que ocasionalmente, con motivo de la siembra o con motivo de la cosecha, viene a prestar sus servicios a la finca

El pen de ao tiene el salario ms insignificante que puede tener una bestia humana; tiene un salario inferior al que necesita para su sostenimiento, inferior todava a lo que se necesita para la manutencin de una buena mula. Por qu existe ese salario? Tericamente es posible un hombre viva con ese salario? Pues no es posible que viva con este salario; pero el salario existe en estas condiciones de inferioridad

Entre 1880 y 1910 slo se expidieron dos ordenamientos: el Decreto sobre Colonizacin y Compaas Deslindadoras en 1883, y la ley sobre Ocupacin y Enajenacin de Terrenos Baldos de 1893. El problema agrario se consideraba legalmente resuelto. Pero el acaparamiento de la tierra y, con ella, de la riqueza, frustraba las aspiraciones de libertad y justicia de los campesinos

Estas tribus fueron las que despus poblaron los barrios de San Mateo, Santa Martha, Santa Cruz, Los ngeles o villa Milpa Alta y los pueblos: Tecmitl, San Juan Ixtayopan y Tulyehualco. Biblioteca de Historiadores Mexicanos, Vargas Rea, Mxico 1953, pp. 9. Datos tomados a su vez del Archivo General de la Nacin. El texto original se encuentra en The library The University of Texas.

El 13 de junio se celebr la primera misa cantada en Texcoco por los doce frailes franciscanos con fray Martn de Valencia el frente del grupo. Escalante Plancarte, Salvador, Prroco de Amecameca, Mxico 1945. pp. 71

Porfirio Daz estuvo en el poder por ms de 30 aos con algunos periodos ocupados por otras personalidades: llega al poder el 23 de noviembre de 1876 al 11 de diciembre del mismo ao. Del 28 de octubre de 1876 a 1977 lo sustituye Jos Mara Iglesias. Nuevamente Daz llega a la presidencia el 16 de febrero de 1877 prolongndose hasta el 30 de noviembre de 1880. Nuevamente es relevado por Manuel Gonzlez del 1 de julio de 1880 al 30 de noviembre de 1884 y finalmente termina Daz del 1 de diciembre al 25 de mayo de 1911. El 20 de noviembre se considera como la fecha cuando estalla el movimiento revolucionario con Madero al frente.

Plano elaborado en el ao de 1779 con los pueblos del Sureste del Valle de Mxico (Milpa Alta, Tlhuac y Xochimilco). El pueblo de Tecmitl (en el crculo) aparece como Tecomic". Fuente: El original se encuentra en el Archivo General de la Nacin y fue ordenada su elaboracin por el virrey don Antonio Mara Bucareli y Ursa en el ao de 1779".

Con el movimiento revolucionario y el paso de los aos, el granero o "La Troje" que perteneci a la antigua hacienda de Santa F y se localiza en la zona ejidal de Tecmitl en el monte, permaneci por muchos aos destruida casi en su totalidad; gracias a la participacin de los ejidatarios del poblado lograron reconstruirla".

La capilla de Chalmita se localiza en lo alto del poblado de San Pablo Oztotepec, sitio interesante donde se ratific el Plan de Ayala el 19 de julio de 1914". Al fondo se encontraba el Cuartel Zapatista.

La vida de los habitantes de Tecmitl estuvo infamemente bajo el yugo de los hacendados, principalmente de las haciendas vecinas propiedad de don Iigo Noriega en San Miguel Xico y de la hacienda de Santa Fe de los Ahuehuetes que se localizaba en San Nicols Tetelco, por el cual a la voz del general Emiliano Zapata se le unen para lograr su libertad y un pedazo de tierra para subsistir.Al respecto doa Luz Jimnez, nativa de Milpa Alta nos deca: fue un da lleg un gran seor Zapata de Morelos. Y se distingua por su buen traje. Traa sombrero ancho, polainas y fue el primer gran hombre que nos habl en mexicano (nhuatl). Cuando todos estos hombres entraron a Milpa Alta se entenda lo que decan. El seor Zapata se puso al frente de sus hombres y as le habl a toda la gente de Milpa Alta: Jntense conmigo! Yo me levant; me levant en armas y traigo a mis paisanos. Porque ya no queremos que nuestro padre Daz nos cuide. Queremos un presidente mejor. Levntense con nosotros porque no nos gusta lo que nos pagan los ricos. No nos basta para comer ni para vestirnos. Tambin quiero que toda la gente tenga su terreno: as lo sembrar y cosechar maz, frijolitos y otras semillas. Qu dicen ustedes? Se juntan con nosotros?

No hubo quien contestara. Y pasaron los das. Establecieron el cuartel de Zapata y de Everardo Gonzlez. Este seor se qued aqu en Milpa Alta. Este seor Everardo, el general de Zapata, diremos, mandaba a todo el pueblo para que todos regalaran tortillas, agua y comida para los animales. Y tena cada barrio que llevarla al cuartel. Todos obedecan. En la maana, en la tarde, llevaban comida para los zapatistas y para los animales.

Para conocer un poco ms de la Revolucin en Milpa Alta, en primera instancia se hace necesario hablar sin ambigedades del zapatismo. Encontramos el contexto real del movimiento en la magnfica obra conocida como: Capitalismo y Reforma Agraria en Mxico de Michel Gutelman donde nos da a conocer el sentido real del movimiento campesino: No hay que engaarse: la revolucin mexicana, lejos de ser un alzamiento general y unnime, fue ms bien un asunto de ejrcitos privados y de bandas campesinas, sin coordinacin entre ellos y, la mayora de las veces, contrapuestos entre s. Todos los dirigentes de alcance nacional se dedicaron a unificarlos bajo la frula de la gran burguesa, a la cual nunca se le arrebat realmente el aparato del Estado

Enfatiza: El dirigente agrario mestizo Emiliano Zapata se puso al frente del levantamiento en el pequeo estado de Morelos en abril de 1911, y Pascual Orozco hizo lo mismo en el estado de Chihuahua. Dos meses despus, ante la amplitud de la ola revolucionaria, Porfirio Daz abandona el pas y Madero lleg al poder como presidente provisional de la Repblica

y la noche del 23 atacaron Milpa Alta. La Cmara de Diputados consider este hecho de importancia nacional en su debate del da 25. En esta forma, Zapata dio una demostracin de fuerza al Gobierno interino de Francisco Len de la Barra. Por el ataque a Milpa Alta se intensificaron los ataques de la prensa mercenaria a Emiliano Zapata, llamndolo el moderno Atila del Sur.

Lo ms trascendental para el Zapatismo fue el pronunciamiento del Plan de Ayala firmado en el poblado de Ayoxustla, Puebla, el 28 de noviembre de 1911, segn l, deba normar toda transformacin agraria. Al respecto el peridico El Diario del Hogar, quin hizo un doble tiro ese da y tuvo que hacer otro extraordinario para satisfacer las demandas de toda la Repblica. Ningn otro peridico quiso publicarlo por su radicalismo

Para los milpaltenses es de enorme inters que dicho Plan fuera ratificado aos despus para continuar la lucha. Fue el 19 de julio de 1914 en el poblado de San Pablo Oztotepec donde se comprometan los zapatistas a defender tres obligaciones especficas an a costa de su sangre y de su vida. Primero, no cesaran en sus esfuerzos hasta que las disposiciones agrarias del Plan de Ayala fuesen elevadas al rango de preceptos constitucionales; en segundo lugar, confirmaran la expulsin de Pascual Orozco y la eleccin de Zapata como jefe nacional de su revolucin. Y tercero, los jefes sureos no consideraran concluida su obra hasta que los servidores del huertismo y las dems personalidades del antiguo rgimen no fuesen despojadas de todos los cargos y se estableciese un nuevo gobierno compuesto de hombres adictos al Plan de Ayala, que lleven desde luego a la prctica las reformas agrarias. Este documento fue fundamental se le recomend que Zapata lo distribuyese ampliamente entre los revolucionarios.

No cabe la menor duda que los habitantes de Tecmitl participaron con el zapatismo por lograr un pedazo de tierra. Se comenta que el general Emiliano Zapata estuvo varias veces en el poblado pernotando en lo que fuera la tienda propiedad de don Rafael Medina (en la esquina de 5 de Mayo e Hidalgo), inclusive algunos se involucraron directamente en la tropa zapatista alcanzando grados militares como fueron: Julin Surez, Pablo Linares, Macedonio Roldn, Pedro Meza Ramos.

y Timoteo Villanueva. Pablo Linares fue originario del barrio de Xochitepetl quien muri traicionado por los carrancistas, a su muerte su hermano Pantalen Linares efectu el primer reparto de tierras, adems fue el primer Comisario Ejidal de su pueblo natal.

Como vemos San Antonio Tecmitl es eminentemente un pueblo fundado en la poca prehispnica atravesando los momentos ms arduos de la historia del pas por lo que se contradicen las autoridades de la Comisin para la Regularizacin de la Tenencia de la Tierra (CORETT) en el sentido de que todo el poblado es ejido.

Los nombres de estos personajes aparecen en algunos de los siguientes textos: Cronologa histrica de San Francisco Tlaltenco y pueblos circunvecinos, Tulyehualco, ms que un pueblo y en Escuela Secundaria Diurna nmero 9 En el libro de Gildardo Magaa aparece solo el de Julin Surez.

En un documento elaborado por la Comisin Nacional Agraria, fechado el 2 de julio de 1924 que le giran al Vocal Secretario de la Comisin Nacional Agraria dice lo siguiente: En contestacin a su atento telegrama fechado el primero de los corrientes, le manifiesto por acuerdo del C. Gobernador, que segn se desprende de las constancias que obran en los archivos de la Seccin que gira el presente, el poblado denominado San Antonio Tecmitl perteneciente a la Municipalidad de Milpa Alta de este Distrito, tiene la categora de Pueblo.

A ste respecto, el 13 de septiembre de ese mismo ao el C. Director del Registro Pblico de la Propiedad del Distrito Federal contesta al Vocal Secretario General de la Comisin Nacional Agraria lo siguiente:

Para que esa Direccin, al digno cargo de Ud., se sirva dar cumplimiento al quinto resolutivo del fallo presidencial dictado en el expediente de dotacin de tierras, concedida a los vecinos del pueblo de TECMITL, Municipalidad de Milpa Alta, del Distrito Federal, adjunto tengo el honor de remitirle copia autorizada del mismo

RESULTADO PRIMERO.- Que con fecha 19 de agosto de 1922. Los vecinos del mencionado pueblo solicitaron del C. Gobernador del Distrito Federal, se les dotar de tierras, por ser agricultores, y carecer de las necesarias con que satisfacer sus necesidades de acuerdo con lo preceptuado por la Ley de 6 de enero de 1915. RESULTADO SEGUNDO.- Que turnada la solicitud a la Comisin Local para la tramitacin respectiva, durante de ella se comprob que Tecmitl tiene la categora poltica de pueblo, segn la certificacin del citado Gobernador de acuerdo con la Ley de Divisin Territorial, cuanta con 407 individuos con derecho a dotacin los cuales poseen una superficie de terreno de 812 Hs. 24 As. 69 Cs, de las que 270 Hs. 74 As. 68 Cs. Son de temporal, y 541 Hs. 49 As. 38 Cs. De cerril, y en las que se cultiva el maz, frjol, tomate, chile y frutales en corta escala

Ms adelante, en el CONSIDERANDO PRIMERO, establece que: Que el artculo 3 de la Ley de 6 de Enero de 1915 concede a todos los centros de poblacin agrcola, genricamente llamados pueblos que carezcan de tierras o no las tengan en cantidad suficiente para satisfacer sus necesidades con que formar su ejido: y a Tecmitl se le reconoce la categora poltica de pueblo, comprendido en la fraccin VI del artculo 27 Constitucional. Cabe sealar que la dotacin de tierras fue en base a la Resolucin Presidencial que se dio de la siguiente manera: En Resolucin Presidencial, del 28 de agosto de 1924, que dot de tierras al ejido de San Antonio Tecmitl, en el Segundo Resolutivo seala Es de dotarse y se dota al pueblo de Tecmitl, de la municipalidad de Milpa Alta, del Distrito Federal, con la superficie de mil noventa y seis hectreas de tierra, que formaron con la extensin de 812 hectreas de que el pueblo est en posesin y 284 que se tomaron de la Hacienda de Santa F Tetelco con todas sus acciones, usos, costumbres y servidumbre, y que se repartieron entre los 313 individuos que arroja el Censo Agrario, procurando al localizarse la superficie que se dota, no afectar toda la extensin de temporal que tiene dicha hacienda

Cabe sealar que adems del ejido del monte aos ms tarde los habitantes cuentan con los Ejidos de la Ampliacin, que se localizan rumbo a Xico, Municipalidad de Chalco, estado de Mxico. Esta dotacin de tierras les fue concedida, como lo podemos ver en un acta elaborada del da 25 del mes de septiembre de 1936 donde establece que los campesinos del pueblo se reunieron en el centro del poblado con diversas autoridades: El Oficial de la Comisin Agraria Mixta en el DF., El representante del Departamento Agrario en el DF. El Jefe de la zona del Departamento agrario, los miembros del Comisariado Ejidal y los vecinos del poblado quienes dan fe de la dotacin.

los vecinos del poblado de San Antonio Tecmitl que al final se expresan, con el objeto de proceder a dar cumplimiento a la Resolucin Presidencial de fecha primero de julio de mil novecientos treinta y seis que en sus puntos Resolutivos dice: PRIMERO.- Es procedencia la ampliacin de ejidos solicitada por los vecinos del poblado de SAN ANTONIO TECMITL, Delegacin Milpa Alta, Distrito Federal.- SEGUNDO.- Se confirma el fallo con fecha 20 de marzo de 1936 dict en este asunto, el C. Jefe del Departamento del distrito Federal.-

TERCERO.- Se DOTA por concepto de ampliacin a los citados vecinos de SAN ANTONIO TECMITL con una superficie total de 179-80 Hs., CIENTO CETENTA (sic) Y NUEVE HECTREAS, OCHENTA AREAS de temporal que le tomaran a la hacienda de Xico y anexas, propiedad de la Compaa Nacional de Inversiones, S.A.- La anterior superficie pasar a poder del poblado beneficiado con todos sus usos, accesiones, costumbres y servidumbre, localizndose de acuerdo con el plano aprobado por el Departamento Agrario.

SEPTIMO.- La presente resolucin debe considerarse como ttulo comunal para el efecto de amparar y defender la extensin total de los terrenos que la misma comprende a favor del poblado beneficiado, cuyos vecinos quedan obligados a conservar, restaurar y propagar los bosques y arbolados que contengan dichos terrenos, sujetndose para ello as como para su explotacin forestal las disposiciones legales respectivas

Al final del documento aparecen las firmas de las autoridades del Registro Agrario Nacional y del pueblo: El Presidente del Comisariado Ejidal; Guadalupe Ramos, El Secretario del Comisariado Ejidal: Antonio Vera; El Tesorero del Comisariado Ejidal: Lucio Alva y otras ms: David Alva, Manuel Ramos Bruno Blancas, Primitivo Reyes, Andrs Meza y Manuel Garca.

Claramente se puede ver el poblado de Tecmitl cuenta histricamente con dos zonas ejidales la denominada Ejidos del Monte concedida bajo la categora de pueblo, comprendido en la fraccin VI del artculo 27 Constitucional y en base a la Resolucin Presidencial del 28 de agosto de 1924 con una superficie de 1 096 hectreas. Y el 20 de marzo de 1936 de 179-80 hectreas de terreno denominada La Ampliacin, en ningn caso aparece que el centro del poblado sea considerado como zona ejidal.

. En primera instancia nos preguntamos: Cul es el objetivo de la Comisin para la Regularizacin de la Tenencia de la Tierra (Corett) en Tecmitl y por qu est en la mira el pueblo?

Su objetivo es regular la tenencia de la tierra a travs de escrituras pblicas con la finalidad de incorporarlas al desarrollo urbano conforme a los planes de Desarrollo Urbano que apruebe la autoridad federal, local y delegacional. Si el pueblo decide regularizarse con Corett las consecuencias seran inmediatas, las autoridades aludidas tendrn la facultad de realizar cambios fundamentales en el Plan de Desarrollo Urbano de la Delegacin Milpa Alta vigente. Por ejemplo uno de esos cambios sera el uso de suelo para construir casas de inters social, la instalacin de centros comerciales, industriales, etc. La regla de operacin de Corett, la Ley General de Asentamientos Humanos y la Ley General de Bienes Nacional permiten realizar estas acciones en las poblaciones donde se realice o se haya realizado la regulacin de la tenencia de la tierra.

Fue a partir del ao 2000 cuando acenta el conflicto la Comisin para la Regularizacin de la Tenencia de la Tierra (Corett) con la publicacin en el diario Oficial de la Federacin del 4 de septiembre de 2000 declarando expropiado la zona ejidal del poblado de Tecmitl con fines de regularizacin en una superficie de 173-54-19.57 hectreas. Ante tal decreto surge la inquietud de los vecinos del poblado en el sentido de que se revoque el decreto solicitando una campaa de escrituracin de predios sin la figura de expropiacin y claro sin la intervencin de Corett. En inmediata respuesta, al da siguiente se aclara que la peticin iba acompaada de un poco ms de 650 firmas de habitantes del poblado.

En oficios de la Corett-SEDESOL con fecha del 28 de enero de 2002 y en respuesta a lo girado por la Comisin de Pobladores de San Antonio Tecmitl, el director de la Corett, de aquel tiempo, el licenciado Antonio Delgado Arau responde: Se recibi en esta Comisin el oficio N DS/04574, con el cual y en consecuencia a la solicitud presentada por ustedes ante la Coordinacin de Atencin Ciudadana de la Presidencia de la Repblica, el Lic. Jos de Jess Castellanos, asesor de enlace Social de la Secretara de Desarrollo Social, solicita dar atencin a sus planteamientos hechos en el sentido de que se revoque el decreto por el que fue expropiada con fines de regularizacin una superficie de 173-54-19.57 has. al ejido de San Antonio Tecmitl, publicado en el diario Oficial de la Federacin el 4 de septiembre de 2000 y en todo caso se proceda a una campaa de escrituracin de predios sin la figura de la expropiacin y sin la intervencin de Corett, en virtud de que a su decir los terrenos que poseen no son de origen ejidal sino propiedad privada, amparados con escrituras privadas con ratificacin de firmas ante un Juez de Paz, Notario Pblico y otras ms amparadas por inmatriculacin administrativa

En los ltimos meses del 2009 nuevamente surge la inquietud de algunos ejidatarios dispuestos a entregar la tierra a Corett presionndolos con engaos como que ahora s los propietarios podrn realizar la escrituracin de sus terrenos y en algn momento hasta hipotecarlo. Ante tales circunstancias surge la organizacin denominada Comisin de la Defensa de la Tierra, integrada por habitantes de Tecmitl con el fin de detener el entreguismo al organismo federal. Ante tales hechos surge

quienes inician una serie de reuniones con los ejidatarios para que expliquen al pueblo cual es el objetivo en concreto que persigue la Corett con el ejido en Tecmitl. Ha existido un hermetismo en reuniones entre ellos sin permitir la participacin de otras personas que no sea ejidatarios. Por fortuna existen algunos que estn inconformes con el propsito de la Corett por considerarlo como el vil despojo de sus tierras.

Ante esta situacin dicha Comisin ha repartido volantes a la poblacin informando lo que pretende la Corett, as como la participacin en diversas reuniones en el inmueble de la Coordinacin donde los vecinos exponen sus punto de vista sobre el tema, platicas con el Presidente de los ejidatarios y algunas concentraciones en la Plaza del centro del poblado donde se expone a los presentes el objetivo que persigue la Corett.

El Decreto de Expropiacin expedidos durante el sexenio de Ernesto Zedillo Ponce de Len textualmente aclara: RESULTADO PRIMERO.- Que por oficio nmero 3130/0165/98 de fecha 23 de octubre de 1998, la Comisin para la Regularizacin de la Tenencia de la Tierra solicit a la Secretara de la Reforma Agraria la expropiacin de 173-54-19.57 Has de terrenos del ejido denominado SAN ANTONIO TECMITL, Delegacin Milpa alta, Distrito Federal, para destinarse a su regularizacin y titulacin legal mediante la venta a los avecindados de los solares que ocupan la venta de los lotes vacantes a los terceros que le soliciten un lote o para que se construyan viviendas de inters social, as como la donacin de las reas necesarias para el equipamiento, infraestructura y servicios urbanos en la zona La Ley Agraria en relacin con el artculo 5., fraccin VI de la Ley General de Asentamientos Humanos, y 94 de la citada Ley Agraria, se comprometi a pagar la indemnizacin correspondiente en trminos de Ley, iniciando el procedimiento relativo de los trabajo tcnicos e informativos se comprob que existe una superficie real para expropiar de 173-54-19.57 Has de agostadero de uso comn

SEGUNDO.- Queda a cargo de la Comisin para la Regularizacin de la Tenencia de la tierra pagar por concepto de indemnizacin por la superficie que se expropia, la cantidad de $4 743, 774.60 (CUATRO MILLONES, SETECIENTOS CUARENTA Y TRES MIL, SETECIENTOS SETENTA Y CUATRO PESOS 60/100 M.N.), suma que pagar al ejido afectado o depositar preferentemente en el Fideicomiso Fondo Nacional de Fomento Ejidal (Fifonafe)y en caso de que la superficie expropiada sea destinada a un fin distinto o no sea aplicada en un trmino de cinco aos al objeto de la expropiacin, demandar la revisin de la totalidad o de la parte de los terrenos expropiados que no se destine o no se aplique conforme a los previsto por el precepto legal antes referido. Obtenida la reversin el fideicomiso Fondo Nacional de Fomento Ejidal ejercitar las acciones legales necesarias para que opere la incorporacin de dichos bienes a su patrimonio.

TERCERO.- Se autoriza a la Comisin para la Regularizacin de la Tenencia de la Tierra (Corett) a realizar la venta de los terrenos en lotes, tanto a los avecindados que constituyen el asentamiento humano irregular, como a los terceros que le soliciten un lote o para la construccin de viviendas de inters social en las superficies no ocupadas, as como la donacin de las reas necesarias para equipamiento, infraestructura y servicios urbanos en la zona

De los puntos arriba citados nos queda claro que lo que pretende la Comisin para la Regularizacin de la Tenencia de la Tierra (Corett) es lo siguiente: a) Claramente se ve que pretende desaparecer al ejido. b) Se intenta limitar el tamao de la tierra para cada familia quin tendra un

, medidas? No se sabe pero se tiene conocimiento que tenda entre 100 a 250 metros. c) Qu pasa si se decide no comprar el lote? De acuerdo a la normatividad, Corett tendra 18 meses para concluir el proceso de regularizacin de la Tenencia de la tierra en el pueblo, por lo que si decides no adquirir tu predio, ste formar parte del inventario de lotes vacantes de Corett, el cual podr venderse a un tercer interesado en el mismo. d) Al pretender el cambio de uso de suelo se daran facilidades a la construccin de viviendas de inters social como la inmobiliaria Casas Geo. El ejemplo ms claro es la proliferacin en el Municipio de Chalco e Iztapaluca. Fuimos testigos como en el trascurso de la pasada dcada el suelo agrcola se ha cubierto de cemento y de concreto con cientos de viviendas. e) Los grandes consorcios de capital trasnacional que controlan los centros comerciales, industrias, centros nocturnos, entre otros servicios estarn presentes en Tecmitl y sus alrededores. Precisamente ya se vivi en Tecmitl la apertura de la tienda Elektra que ocasion el cierre de muebleras. Qu pasara si llega Wal-Mart? De inmediato ocasionara un desastre en la economa de los dueos de los pequeos y medianos negocios son desplazados, se cerraran zapateras, tortilleras, panaderas, polleras, carniceras, pasteleras, bazares, papeleras. Adis a los mercados y tianguis. Toda la mercanca es acaparada y proveniente del extranjero por las voraces megatiendas de autoservicio.

Se acrecentara el desastre ecolgico y atentara indudablemente a desaparecer las tradiciones quienes actualmente nos unen y cohesionan a la sociedad. f) Al existir ms habitantes se consumira en grandes proporciones el agua potable y se saturaran las escuelas y vas de comunicacin. Se fomentara la delincuencia y la contaminacin se incrementara en todos sus aspectos (social y ambiental).

En ltima reunin celebrada en la Plaza de la Corregidora del poblado, efectuada el domingo 20 de diciembre del ao de 1909 presidida por el Presidente del Comisariado ejidal de Tecmitl e integrantes Comisin de la Defensa de la Tierra y personas interesadas en el tema se le cuestion al representante ejidal de la intervencin de la Corett respecto con los ejidos del pueblo. Finalmente su intervencin quedo ambigua. En esa misma reunin se comento de la demanda que existe de Fideicomiso Fondo Nacional de Fomento Ejidal (Fifonafe) en contra de Corett para que devuelva las tierras al pueblo. Al respecto recordemos que Fifonafe ha demando a Corett ente el Tribunal Agrario para que regrese las tierras al pueblo de Tecmitl al no haber realizado la regularizacin de la tierra por las siguientes razones: no cubri en tiempo y forma la indemnizacin a los ejidatarios, al no haber ejecutado el decreto expropiatorio expedido el 23 de agosto del 2000. Comentan que ya transcurrieron cinco aos a partir de la publicacin de ese decreto y por que los afectados conservan an la posesin de las tierras expropiadas. Por estas razones Fifonafe demanda a Corett el da 22 de octubre de 2009. Corett sabe que Fifonafe ganar el juicio, por lo que esta intentando operar en el pueblo de Tecmitl para justificarse y solicitarle al Tribunal le conceda tiempo para poder regular, por esta causa esta coqueteando con un reducido de ejidatarios para convencerlos de que se regularice con ellos.

La pregunta cuestionada. En caso de que el gobierno hubiera pagado la indemnizacin a los ejidatarios conforme el Decreto Expropiatorio Fifonafe regresara las tierras al pueblo de Tecmitl? La respuesta es: No. Fifonafe no regresara las tierras al ncleo ejidal y esta institucin hubiera tenido la facultad de vender al mejor postor (nacional o extranjero) las tierras de Tecmitl o los predios que no pudieron adquirir sus legtimos dueos con Corett. Es por eso que los ejidatarios no deben recibir ninguna indemnizacin, pues con ellos estaran ejecutando el decreto expropiatorio al Estado y en cualquier momento Fifonafe podra despojar conforme a derecho los bienes inmuebles de las familias, esto lo hara con la mano en la cintura. Las consecuencias de un escenario como este traeran problemas graves en el pueblo, pues la memoria histrica recordara y buscara a aquellos que generaron y permitieron tales atropellos.

En el documento aparece marcado en la izquierda el sello con un guila que a su alrededor dice: Poder Ejecutivo Federal. Mxico. Comisin Nacional Agraria, el nmero de oficio esta ilegible pero aparece el nmero de folio nmero 67.

El encabezado del documento dice: ACTA DE POSESIN Y DESLINDE RELATIVA A LA AMPLIACIN DEFINITIVA DE EJIDOS AL POBLADO DE SAN ANTONIO TECMITL, DELEGACIN MILPA ALTA DISTRITO FEDERAL Aparecen los sellos del Registro Agrario Nacional.

Prrafos tomados del Decreto por el que se expropia por causa de utilidad pblica una superficie de 173-54-19.57 hectreas de agostadero de uso comn de terrenos del ejido San Antonio Tecmitl, Delegacin Milpa Alta, D.F. (Reg.- 1179).

Ms de la mitad de los alimentos que adquieren hoy da las familias mexicanas en las tiendas de autoservicio son elaborados por empresas trasnacionales. Granos como arroz, lenteja y frijol procedentes de los EU pueden encontrarse bajo marcas mexicanas. La Jornada, pp. 30. 8/I2010.

"Croquis de la distribucin de los ejidos (tierra que pertenecio a la hacienda de Santa F) y que fueron dotados a los campesinos de los pueblos de la delegacin Milpa Alta: San Antonio Tecmitl, San Francisco Tecoxpan, San Jernimo Miacatlan, San Juan Tepenahuac y Santa Ana Tlacotenco", fuente: Boletn Amaranto, ao 13 nmero 1, enero-abril de 2000".

Los pueblos de la delegacin Milpa Alta tienen todava la fortuna de vivir y de disfrutar las fiestas de origen ancestral. Es aqu donde persiste la ayuda mutua y la armona que permite culminar sus festividades con algaraba, logrando que stas finalmente afiancen los lazos de fraternidad y de fortalecimiento en los integrantes de la sociedad, para mantener la cohesin de sus habitantes que viven y disfrutan de la tierra que an conserva ciertas caractersticas propias de su origen de pueblos originarios de raz prehispnica.

Al disfrutar de alguna de estas festividades se encuentra uno inmerso en la concatenada cadena tradicionalista que se ha heredado de muchas generaciones, sin temor a equivocarnos, desde los primeros grupos que se asentaron en Milpa Alta, conocido como Seoro Malachtepec Momozco, hasta la actualidad. Los fundadores nunca imaginaron que sus manifestaciones mgico-religiosas se prolongaran hasta los inicios del siglo XXI.

Estas manifestaciones han sobrevivido a pesar de la conquista material y espiritual sufrida por los espaoles, la vida de casi tres siglos del virreinato y el involucramiento en el movimiento revolucionario hasta llegar al neoliberalismo donde la transculturacin se manifiesta diariamente en nuestros hogares a travs de los diversos medios de comunicacin, influyendo la televisin en nuestros nios y jvenes. A pesar de todas estas etapas de la vida de los milpaltenses, sta delegacin y sus pueblos continan unidos para organizar sus fiestas habituales.

En Milpa Alta no solamente se viven stas manifestaciones populares, su juventud se prepara cada da con ahnco en las escuelas, universidades y centros de investigacin donde sus hombres han sobresalido tanto en la ciencia, como en la cultura y el deporte, reconocidos a nivel nacional e internacional; ejemplos de personalidades sobran.

Uno de los festejos que se vive y se disfruta al calor caracterstico de los milpaltenses es la tradicin de visitar al santuario del Cristo venerado inicialmente por la orden de los frailes agustinos, conocido como El Seor de Chalma. En esta fiesta los mayordomos son el eje central para lograr su culminacin con xito. Adems de que en cada poblado existen mayordomos, quienes se organizan en su respectivo lugar, siendo la villa de Milpa Alta con ms mayordomos (uno por cada barrio), le sigue San Salvador Cuauhtenco con diez grupos numerosos: La Concepcin, La Guadalupana, La Santa Cruz, El Cristo Negro, San Judas Tadeo, San Marcos, San Salvadorcito, Los Coheteros, La Mesita y Tecaxic.

A sta fastuosa peregrinacin se anexan las colonias del poblado de San Nicols Tetelco: La Guadalupita y La de Nahualapa, las cuales han sido por aos administradas por la delegacin Tlhuac, pero la historia los une, ya que dichos asentamientos se encuentran en los lmites entre la delegacin Milpa Alta y Tlhuac, es por ello que se suman con sus predecesores histricos.

En el caso de la peregrinacin a Chalma efectuada el ao pasado con el mayordomo mayor, el seor Ismael Quirz Cruz, su esposa Lizet Bonilla e hijos, estuvieron a cargo de la mayordoma principal. Fue entonces que conocimos la interesante organizacin y la vivencia de los milpaltenses, en la que la responsabilidad da inicio en la celebracin de la misa efectuada en el Santuario el 6 de enero. En ese justo momento es coronado como el nuevo mayordomo para el prximo ao.

Durante un ao la citada familia comparti tanto su amistad como su hogar a cientos de feligreses, quienes asistieron una vez al mes a pedir en los rosarios la bendicin, el bienestar y la esperanza del Creador para poder salir avante en los das de peregrinacin hasta postrarse a los pies del milagroso Cristo. En el santuario de origen agustino la tradicin se convierte en un rito religioso pues en el momento de la coronacin surge el compromiso de cumplir con el

que se bajan para la casa del mayordomo para ser partidas en rajas y sern utilizadas como combustible en los grandes tlecuiles donde se colocaran las cazuelas, peroles o cazos para la preparacin de los alimentos a los cientos de fervientes creyentes que se concentrarn.

El compromiso queda nuevamente refrendado el 24 de mayo del 2009 con la concelebracin de la misa de coronacin celebrada ahora en la parroquia que se localiza en el centro de Villa Milpa Alta, inmueble dedicado a la Pursima Asuncin de Mara, adems se reciben con mucha devocin religiosa los estandartes de otras imgenes, incluyendo al Seor de Chalma y el de la patrona del lugar, la Santsima Virgen de la Asuncin.

, la celebracin de la segunda posada, la fiesta de fin ao, el 3 de enero la salida a Chalma y el regreso, el 10 de enero. Adems de la asistencia durante el trayecto: desayuno y comida. En Chalma, nuevamente: el desayuno, comida y hasta cena, finalmente el regreso con fiesta en la casa del Mayordomo. Misin cumplida. El 15 de noviembre se efectu la primera reunin denominada la

realizada en el hogar del mayordomo. Es ah donde los coterrneos voluntariamente se anotan con los apoyos que proporcionaran voluntariamente para fortalecer la tradicin. En la lista aparece el nombre del vecino como el apoyo que proporcionar, ya sea en especie o en dinero, mismos que sern entregados en la reunin conocida como la

donde imper la alegra e invadi el bullicio, pues todos aquellos que se anotaron bajo el compromiso moral de ayuda al mayordomo cumplen con lo prometido. Ese da vemos como llegan los costales de: azcar, arroz, frjol, sal gruesa, as como bolsas de materiales desechables con vasos, platos, servilletas, cucharas y tenedores. Durante ese da a todos los cientos de asistentes-donadores e invitados se le ofrece abundante atole con tamales. Son cientos de asistentes por lo que se prepara el anfitrin con ms de cincuenta tambos (de 200 litros) repletos de tamales y ms de 30 enormes cazos de atole. Todo lo preparado ser lo suficiente para que todos los asistentes satisfagan el apetito, inclusive para llevar

Finalmente llegamos al 2 de enero. Antes de la media noche salen caminando los peregrinos de Tecmitl rumbo a Topilejo, otros, en su mayora, inician el recorrido a temprana hora del da siguiente, son cientos y cientos de peregrinos (a excepcin de San Bartolom Xicomulco y San Pedro Atcpan), quienes se dirigen rumbo al monte a travs de caminos, veredas y atravesando sembrados sin temer a la oscuridad, al viento y al fro de temporada invernal, la fe religiosa es la que mueve todo.

Durante el trayecto no existen clases sociales, ni diferencias polticas, se deja a un lado la ancestral lucha comunal, todos son hermanos de la misma fe cristiana. Vemos caminando: nios, jvenes, adultos; hombres y mujeres, todos serpentean los caminos. El sinuoso andar inicia en la capa de asfalto desde San Nicols Tetelco, San Antonio Tecmitl, Villa Milpa Alta, San Pedro Atcpan, San Pablo Oztotepec, San Salvador Cuauhtenco, para llegar a Topilejo. De ah en adelante el peregrino se reencuentra con la naturaleza, hasta llegar al Santuario.

. Pero cules pocas horas o detrs de la colina, son horas y ms horas que el viajero tendr que caminar para culminar con su objetivo. La intencin de no decir verdad es solamente una parte del entusiasmo que inyectan al iniciador para continuar su marcha con entusiasmo y fervor religioso.

. Intrnsecamente el nopal tiene historia, mexicanidad, tradicin, alimento, smbolo, orgullo, folclor, religiosidad, medicina e identidad y parte fundamental de la economa de la poblacin de seis poblados de la delegacin Milpa Alta: San Lorenzo Tlacoyucan, Santa Ana Tlacotenco, San Juan Tepenahua, San Jernimo Miacatln, San Agustn Ohtenco y San Francisco Tecoxpan y en menor medida San Antonio Tecmitl.

Su antigedad se remonta a tiempos inmemoriales. Desde la prehistoria fue sin duda alguna el elemento indispensable en la vida cotidiana del hombre. Observamos con detenimiento como en los Cdices

aparece un nmada chichimeca cubierto con pieles empuando un arco y cerca de l un nopal, demostrando con ello que en la poca prehispnica su importancia fue notable en la vida cotidiana.

en 1325. Segn el Cdice Ramrez, los mexicas localizan al guila posada sobre un nopal dominando a la serpiente, ...y en cuanto a la disposicin el sitio se llama

. De lo anterior se desprende nuestro origen histrico donde se conjugan el nopal, la piedra, la serpiente y el guila quedando estampados en el Escudo Nacional por decreto del 14 de abril de 1823. De ah que Rodolfo Nieva en su obra

Los primeros cronistas de la Colonia argumentan que a la llegada de los espaoles quedan sorprendidos cuando conocen el arraigo histrico de la fundacin de la ciudad de Tenochtitlan, por el cual al inicio de la colonia se solicita a Carlos V un escudo de armas para la ciudad de Mxico-Tenochtitlan, mismo que fue aprobado en la gran cdula del 14 de julio de 1523. En este escudo aparecen diez pencas maduras de nopales. En dicha cdula lo describe textualmente:

...y por orla diez hojas de tuna, verdes con sus abrojos, que nacen, en la dicha provincia en campo dorado, en un escudo a tal como este, las cuales, a las armas y divisas, damos a la dicha ciudad...

A la fecha sigue vigente como escudo de armas de la Ciudad de Mxico plasmado en azulejos en el Antiguo Palacio de Ayuntamiento. El nopal es una planta noble, crece tanto en las montaas rocosas como en las zonas desrticas de nuestro pas; de las distintas variedades de cactceas, sobresalen 60 especies del gnero

, de las que slo 13 son comestibles. Podemos considerar que en el altiplano central se le considera como la cuna de esta cactcea, segn el punto de vista de los estadounidenses Benson y Wakinton quienes argumentan que

durante los siglos XVII y XVIII, cuando los frailes establecieron sus misiones en Baja California Norte, e iniciaron el establecimiento de algunos nopales que entonces eran cultivados en el centro de Mxico.

En el sureste del Valle de Mxico se localiza la Delegacin Milpa Alta, zona productora de nopal, verdura que empez a desarrollarse en los inicios de la dcada de los aos 40s. Al paso de los aos en algunos pueblos de esa misma jurisdiccin se fueron integrando a esta actividad, de tal manera que actualmente es considerado como sostn econmico de muchas familias. Existen 13 especies comestibles en el territorio nacional, siendo la ms comn en Milpa Alta el nopal de flor de tuna amarilla y el nopal silvestre o

Para los agricultores de Milpa Alta, expertos en huertas nopaleras, el nopal recomendable para su cultivo es el que da su fruto de tuna amarilla. De tal suerte que actualmente son los proveedores de los principales mercados de esta ciudad de Mxico, en especial la Central de Abasto, Jamaica, entre otros, e inclusive se exporta. Actualmente el cultivo del nopal lo desarrolla un 70% de la poblacin que depende de la agricultura; se estima que existen poco ms de 4,000 hectreas con rendimiento promedio de 350 toneladas por hectrea por ao. Son casi 8 mil agricultores de la delegacin Milpa Alta que expenden su producto al menudeo, medio mayoreo y mayoreo. El clima favorece la produccin, ya que es de tipo templado, con veranos lluviosos e inviernos suaves, con temperatura que vara de 17 C a 20 C, siendo la media anual de 12 C. En lo que respecta a la precipitacin pluvial va de 800 a 1500 mm. anuales con lluvias durante casi todo el ao y vientos dominantes del Noroeste y Sur, con una variacin que sopla al Norte. La altitud vara de 2200 a 2600 m. sobre el nivel del mar.

Es importante hacer notar que las condiciones agro climatolgicas existentes en la regin de Milpa Alta son las adecuadas para su cultivo, an cuando las heladas de invierno hacen bajar considerablemente la produccin. Hasta el momento se le ha considerado como el platillo nacional pues la mujer mexicana ha sabido crear ms de 50 formas distintas para consumirlo. Por lo anterior, se hace prioritaria la aceleracin para consolidar los proyectos relacionados con la industria nopalera; deshidratacin del producto y la instalacin de una o ms enlatadoras para nopales en escabeche y otros derivados. La delegacin Milpa Alta impresiona con su intrincada geografa tapizada de verde por docenas de hectreas con huertas cubiertas de pencas de nopales, adornadas con sus nopalitos-verdura; como ya se dijo, son distribuidos en los mercados y tianguis de esta enorme ciudad de Mxico y estados circunvecinos.

Entrada la dcada de los aos cuarenta, los nativos de esta demarcacin saben que fue en el barrio de la Concepcin (La Conchita), donde se inici el cultivo del nopal-verdura. Fue el seor Florentino Flores quin empez a cultivarlo en su pequeo solar o traspatio con pencas de nopales de la variedad que actualmente cubren los campos de sta demarcacin. El nuevo sembrado de don Florentino fue toda una novedad en aquellos aos cuando se las ingeni plantando las pencas de nopales con dos metros de distancia entre mata y mata. Aprovechando el espacio, junto a stas cactceas se sembraron flores de geranio, ambas abonadas con estircol de caballeriza. Por las tardes acarreaba agua de un hidrante que se localizaba sobre el puente de San Agustn y con una jcara regaba por las maanas las plantas de ornato. El resultado fue sorprendente; durante los doce meses se cosecharon nopales de muy buena calidad, acompaados de hermosos geranios de una variedad de colores. En aquellos tiempos, don Florentino fue severamente criticado por los vecinos, precisamente por dedicarse a cultivar nopales en su solar, acusndolo de flojo, a sabiendas que existan muchos rboles de sta cactcea en estado silvestre. Debido a la demanda de nopales, el seor Florentino decidi sembrar en el paraje

con la tcnica que hoy conocemos, abonado en abundancia el terreno que acarreaba con animales de carga a base de arpilleras de los poblados de Tlhuac. Fue tanta la abundancia de nopales, que por vez primera empez a vender en el mercado de Jamaica, situado sobre la calzada de la Viga y Chabacano, lugar donde se comercializaban otros productos de la zona lacustre del Distrito Federal: de San Andrs Mxquic, Tlhuac, San Gregorio Atlapulco, Xochimilco e Iztacalco, entre otros pueblos. El mercado de Jamaica era en aquellos aos el centro comercial piloto como lo es actualmente la Central de Abasto. De esta manera empez a despuntar la actual economa en Milpa Alta y pueblos aledaos gracias a la perseverancia, el trabajo y la perspectiva de don Florentino Flores, de quien sus amigos le pusieron cariosamente el mote de;

(Padre del Nopal). Han pasado ms de 60 aos y durante ese lapso, la tenacidad del pueblo ha modificado la estructura social y econmica de esta delegacin y algunos pueblos de Morelos colindantes con Milpa Alta.

En la delegacin del nopal es grato ver la red de caminos que se ha abierto por todos los campos, por las faldas del Teutli y por la ladera que va rumbo al monte donde se ven serpentear las vas por donde transitan los camiones cargados de nopales. Tanto las cajas y pacas redondas van repletas de cactceas para El Centro de Acopio de Nopal. Adems de las toneladas de nopal que a diario se concentran en la Central de Abasto de esta hermosa ciudad de Mxico.

En Mxico hay una tradicin en el cultivo y utilizacin del nopal. Su forma de aprovechamiento ha evolucionado a travs de la historia, desde nopaleras silvestres a la domesticacin en huertos familiares y finalmente al manejo de plantaciones comerciales. La produccin de nopalitos se concentra en el centro de Mxico, en donde se ofrecen casi todo el ao, aunque en los meses de invierno la oferta es menor debido a que disminuye la produccin por la ocurrencia de heladas en los altiplanos centrales, que afectan a las plantaciones, salvo cuando stas estn cubiertas por micro tneles.

La demanda de nopal verdura es relativamente homognea durante todo el ao, aunque se incrementa en los periodos de Cuaresma y Navidad. Industrialmente, los nopalitos se procesan como alimento (principalmente en salmuera y en escabeche), cosmticos y como producto medicinal. La exportacin en fresco de nopalitos es problemtica por su difcil manejo y uso si se les deja las espinas, y por su rpida oxidacin si stas se eliminan, a menos que sean empacados en bolsas selladas de polietileno y refrigeradas. Para aumentar la exportacin de nopalitos es necesario hacer una campaa publicitaria que enfatice su importancia como alimento sano, que abate azcar y colesterol en la sangre, etctera. Los cladodios jvenes (nopalitos) de un gran nmero de especies silvestres se utilizan durante la temporada de brotacin (primavera) para consumo humano en los estados del centro y norte del pas. Este tipo de explotacin es, sin embargo, limitado al consumo domstico.

En Mxico, la agricultura comenz hace 4,500 aos con la domesticacin del maz, frjol, calabaza, chile, amaranto, etc. Al mismo tiempo, el hombre empez a seleccionar plantas silvestres sobresalientes, dentro de las cuales estaban el nopal, para plantarlas cerca de sus chozas. Fue as cmo se iniciaron los huertos familiares en Mxico. A mediados del siglo XX, debido al crecimiento de la poblacin y de su capacidad de compra, la demanda de los nopalitos aument considerablemente al grado que la produccin de los huertos familiares fue insuficiente para cubrirla. Alrededor de 1950, los productores de Milpa Alta seleccionaron las mejores variedades de sus huertos para plantarlas en sus parcelas agrcolas; as comenz el sistema de plantaciones comerciales. Actualmente prevalece en forma generalizada el sistema tradicional. En este sistema se cultiva el nopal en hileras separadas de 1 a 1.50 metros; las pencas se siembran a distancias de entre 0.25 a 0.50 metros, las plantas se dejan crecer entre 1 y 1.50 metros de altura (se forman macizos de nopal a lo largo de la hilera); las densidades por hectrea varan entre 15,000 y 40,000 plantas, siendo el trmino medio de 17 mil. La variedad de nopalitos que se producen en nopaleras o huertos es notable por la gran cantidad de abono orgnico.

A continuacin se mencionan algunas de las caractersticas de las variedades utilizadas en plantaciones comerciales y los estados en donde son cultivadas. La productividad de Milpa Alta tiene un promedio de 80 a 90 toneladas por hectrea al ao, con fuertes variaciones entre cortes a travs del ao (mayor produccin en primavera y verano, y menor en otoo e invierno). Esto afecta los precios pagados al productor. La demanda de nopalitos en Mxico es alta, se considera que el consumo per cpita anual es superior a los 6 kg, es la sexta hortaliza por consumo en Mxico, despus de la papa, tomate, chile verde, cebolla y sanda. A nivel nacional la demanda se considera homognea durante el ao, slo con aumentos en la Cuaresma (en Semana Santa), y en la Navidad. En cambio, la demanda no es homognea entre los estados del centro, inferior en el norte y casi nulo en las costas y regiones tropicales. Se ha comprobado que el consumo de nopal reduce los niveles de glucosa en la sangre y disminuye los niveles de colesterol. Debido a esto y al uso antiguo del nopal como medicina tradicional, diversas empresas elaboran comprimidos y cpsulas de nopal. Cabe sealar que existen diversas empresas donde elaboran los productos cosmticos a base de nopal, siendo los ms comunes: champes, enjuagues, jabones y cremas. En provincia se utiliza el nopal maduro como materia prima para la elaboracin de artesanas, se usa la fibra en la manufactura para canastas y floreros. Adems, se ha mencionado que del nopal es posible obtener papel de calidad y tambin pectina; sin embargo, estas posibilidades an se encuentran en experimentacin y no se han desarrollado a escala industrial-comercial. Al calcular el consumo aparente, vemos que Mxico, con ms de 100 millones de habitantes consume 5.66 kg per cpita al ao y en Estados Unidos de Amrica, los 10 millones de origen mexicano consumen slo 1.400 kg/hab., lo que nos da una idea del gran potencial existente en la exportacin de nopalitos a ese mercado del norte.

de la comida mexicana, los nopalitos procesados estn siendo cada vez ms exportados a Europa, Canad, y pases de la Cuenca del Pacfico, etc. Condiciones Socioeconmicas

La poblacin en edad de trabajar continuar aumentando en los prximos aos, como consecuencia del crecimiento demogrfico. En particular, para los jvenes de entre 15 y 24 aos se necesita brindar oportunidades de educacin media superior y superior y cientficos en el tema para poder generar mayores fuentes de empleo, as como acceso a la vivienda, la industrializacin de ste producto donde podra absorber en gran medida a ste potencial de jvenes. Es importante no solo ver lo que est pasando actualmente, sino ver que la poblacin de ms de 60 aos y ms an seguir aumentando en el futuro, incluso ms rpidamente que en el pasado reciente, lo cual ejercer una fuerte presin sobre los servicios de salud y seguridad social, por lo cual se requiere prever y anticipar las demandas de las personas de este grupo de edad y la creacin de ms servicios mdicos en toda la regin productora. La demarcacin de Milpa Alta cuenta con 281 kilmetros cuadrados aproximadamente donde existen terrenos frtiles y zonas boscosas, donde adems del nopal se vende muy buena barbacoa de carnero, cocoles y mole para el mercado capitalino, y en menor cantidad para la provincia e inclusive se exporta.

El cultivo del nopal es el medio de vida de casi el 70% de la poblacin de esta demarcacin que depende de la agricultura y la organizacin familiar de los que se han mantenido a travs de los ltimos sesenta aos. Se tiene conocimiento que actualmente existen un poco ms de 8 mil agricultores que expenden su producto al menudeo, medio mayoreo y mayoreo.

Con la construccin del Centro de Acopio del Nopal en la administracin de finales de la dcada de los 90 se resuelve en cierta medida un viejo anhelo de los productores de esta verdura.

Se tiene como objetivo consolidar los proyectos relacionados con la industria del nopal, como es la deshidratacin del producto y la instalacin de enlatadoras para procesarlo en: nopales en escabeche, mermeladas, cremas etc.

, es decir, los caminos rurales de acceso para la siembra y cosecha de nopal, entre otros productos del campo. A pesar de actuales accesos existe un rezago en su mantenimiento y apertura de nuevos caminos.

En la Feria del nopal sobresale la venta de productos ajenos a la regin, sobretodo la mercanca proveniente del extranjero como la de origen chino, as como el alto consumo de alcohol, quedando atrs, muy atrs, el nopal. Cul Feria del Nopal?

La fundacin de Mxico-Tenochtitlan, la divisin de la ciudad en cuatro barrios y las primeras conquistas, segn el Cdice Mendocino (tira de la peregrinacin), Mxico, SEP, 1975.

, arbusto silvestre de hojas grandes ovales, plidas en la parte inferior; la inflorescencia est adornada de brcteas de hermossimo color rojo encendido de extraordinaria belleza, de flor diminutiva, la podemos comparar con la bugambilia rodeada de brcteas que parecen rodelas para protegerla, donde las grandes hojas, al paso de los das de verde se van tornando poco a poco en rojo. Su nombre cientfico es Poinsetia. En algunos pases de habla hispana la conocen como Flor de Pascua, en Sudamrica la flor de Beln o Rosa del Pastor y para los estadounidenses Christmas flower.

, convertida en el smbolo de los nacimientos del mundo, por lo tanto consideramos que es el regalo de la cultura mexica para la navidad celebrada en todos los pases del mundo.

Lo contradictorio de esta singular planta es que est registrada fuera de nuestro pas, es decir, de origen extranjero -como sucede con otros productos de origen nacional-. De esta manera el estadounidense Paul Ecke Poinsetias es propietario de la patente y principal productor mundial de nochebuenas, ocasionando que la derrama econmica originada por la venta principalmente en estos das genere un buen porcentaje de dinero que sale del pas por el pago en la reproduccin de nuestra cuetlaxochitl.

, al igual que el verde de su follaje casi negro, siendo apreciadas por los compradores. Tambin tenemos otras variedades; amarillas, blancas, jaspiadas con tonalidades de rojo, entre otras, lo importante es el gusto personal.

Comentan los vendedores de los mercados de Xochimilco que su mayor demanda dio inicio a mediados de noviembre y culmina en estos das previos a la natividad del nio Jess. En la delegacin Xochimilco se cultiva en grandes cantidades, ya que se calcula que se producen actualmente aproximadamente 750 mil macetas anuales distribuidas para su venta en el Distrito Federal y en algunas entidades federativas del pas, e inclusive para exportacin. Los mximos productores son los barrios del corazn histrico de Xochimilco con 500 invernaderos, le sigue San Luis Tlaxialtemalco con 380 y San Gregorio Atlapulco con 200. En menor cantidad en poblados de Tlhuac y Milpa Alta.

En los tiempos de Moctezuma I, en el pueblo de Tlachco (hoy Taxco) hubo una sublevacin de los chontales de Tetelcingo que fue sometida por los mexicas; donde quedaron las huellas de la sangre de los chontales crecieron estas hermosas flores rojas. Un indgena chontal las encontr entre los cerros, en un barranco entre Tehuilotepec y Taxco, donde las multiplic tanto que la loma se vesta de gala con tanta flor. Moctezuma I hizo que llevaran esa flor a los jardines de Oaxtepec y los aztecas, admirados de tanta belleza, la dedicaron a una hermosa princesa llamada Cuetlaxchitl

Entrada la Colonia, comentaba don Hernando Ruiz de Alarcn, vecino de Taxco Guerrero, hermano del dramaturgo don Juan Ruz de Alarcn y Mendoza, sobre su utilizacin en los nacimientos colocados por los frailes franciscanos en plena poca virreinal, acompaados con una profusin de cuetlaxochitl decorando los belenes, quedando desde entonces como smbolo de bienvenida al Nio Dios.

En el Mxico independiente el primer embajador de los Estados Unidos de Amrica, el seor Joel Robert Poinsett (1779-1851), en uno de tantos viajes realizados a la ciudad de Taxco qued profundamente sorprendido al observar que en la iglesia de Santa Prisca estuviera un nacimiento adornado profusamente de esta flor que jams en su vida haba visto, por lo que dio la orden de que se mandaran las plantas necesarias para los jardines de su residencia en Charlestonville Carolina.

Alrededor de 1909, la familia de Albert Ecke comenz a cultivarla en los ngeles California. A partir de esa fecha muchas nuevas variedades se han desarrollado por mutaciones naturales e hibridaciones cultivadas en invernaderos a travs de esquejes (tallos) de las variedades ms apropiadas para diversos climas de nuestro pas, bajo la autorizacin de Pal Ecke Poinsetias, propietario de las patentes y principal productor mundial de flores de nochebuena, motivo suficiente para que aparezca etiquetada como made in USA. A pesar de este arrebato norteamericano, los mexicanos nos sentimos profundamente orgullosos de que la flor sea conocida en todo el mundo. Es por esto que la rememoramos, y con justa razn histrica, en uno de los mercados de flores de San Gregorio Atlapulco, Xochimilco donde se lee:

Es la plenitud del otoo, los campos se tien de amarillo. Es la naturaleza que anuncia la Fiesta del Da de los Muertos de los das 31 de octubre, 1 y 2 de noviembre, manifestndose con el adorno de tumbas y ofrendas con una profusin de flores de cempoalxochitl, conocida popularmente como cempaschil.

sus integrantes se han dado a la enorme tarea de representar la vida patrimonial con figuras de calaveras y crneos elaboradas de papel mach, as como faroles tradicionales (carrizo y papel china), vestimenta, objetos de nuestros abuelos que se dedicaron al campo, y claro representando la vida cotidiana de las abuelas en la cocina con utensilios como: el metate y el metlapil, el molcajete y tejolote (stos ltimos elaborados de piedra volcnica), cazuelas, ollas, comales y jarros, todos de barro, cucharas de madera, etctera.

Es en estos das cuando en las ofrendas de los hogares estn presentes las olorosas flores de la temporada (adems del cempaschil). Tambin observamos el sahumador con el sahumerio, las bebidas del gusto del ser recordado, comida y frutas de su preferencia sobresaliendo las originarias de estas tierras de Mesoamrica: tejocotes, jcamas, guayabas, cacahuates, dulce de calabaza, chayotes, huauzontles. No pueden faltar por ningn motivo: las tortillas, tamales, camotes, chocolate, pulque... entre otros tantos de origen campirano. Enriquecido con elementos originarios del viejo mundo (ceras, papel china, variedades de ctricos, manzanas, pltanos, caas, arroz, mole, calaveritas de azcar y una variedad de pan de muerto: golletes, chamberines, alamares, bancos y hojaldras).

Entre tantas frutas encontramos que las manzanas (comentaban nuestras madres), representan la amabilidad, posiblemente porque de acuerdo a las citas bblicas Eva fue amable al compartir el fruto prohibido a su compaero Adn. La calabaza en dulce de tacha son las buenas relaciones sociales, tal vez porque al degustarla se chupan los dedos para saborear el rico sabor. El pan, el alimento ms apreciado, es por eso que es

. El agua, la pureza del alma, creo que por ser transparente y tan necesaria para el hombre (por eso hay que cuidarla). Las flores amarillas, el smbolo de la temporada. Las ceras y veladoras son los medios que guan a las almas para llegar a sus antiguos hogares. Las imgenes de la devocin familiar simbolizan la paz en el hogar y la firme aceptacin de compartir los alimentos ofrendados conjuntamente con el copal, que al desprender su aromtico olor se lleva las plegarias de los creyentes hasta el cielo donde se encuentra El Seor.

La mesa donde se improvisa el altar en muchos de los casos es insuficiente, por lo tanto se tiende en el suelo un enorme petate donde se deposita parte de la ofrenda, as como las cosas personales que utiliz en su vida cotidiana el ser recordado. Por stas tierras de seguro fue campesino, por lo tanto estarn presentes: el ceidor, calzn de manta, huaraches, ayate, morral y utensilios de labranza: la coa, el azadn, la hoz, el ayate, inclusive el arado, claro sin animales de tiro, ya que stos terminaran con todo lo ofrendado.

Son das en los que se seala con ptalos de cempoalxochitl la entrada del hogar a la ofrenda, es el camino de los muertitos que los lleva a disfrutar de tan suculentos manjares. La despedida es de algaraba en el panten con el adorno de tumbas, verdaderas obras artsticas hechas con la misma tierra del sepulcro, acompaada de ceras y veladoras que se derriten al paso de las horas de la noche junto con el oloroso copal para despedir a los visitantes y desearles un buen regreso.

Es por esto que el panten se convierte en la casa de todos, principalmente el 2 de noviembre durante el da y parte de la noche, donde el prroco se confunde entre los asistentes, y las plegarias se pierden entre los murmullos de la gente que admira con respeto las tumbas envueltas en una gran nube de copal. Es toda una ceremonia con profundas races ancestrales donde el misticismo, las oraciones y la comunin engarzan la vida con la muerte.

Para los habitantes del poblado la tradicin es parte de su historia, ya que trae aparejada una diversidad de leyendas, las cuales enriquecen la manifestacin cultural proyectando su imaginacin artstica a travs del acucioso adorno de tumbas consideradas por los visitantes como autnticas obras de arte efmero por estar elaboradas con flores silvestres y productos del campo, conjugndose los principales elementos de la filosofa Mexica: tierra, agua, fuego y aire.

En estos das de muertos se manifiesta el reencuentro con nuestras races en la Plaza de la Corregidora, frente a la torre del reloj pblico, que como todos sabemos datan del mundo prehispnico, elementos esenciales de nuestra identidad y cohesin cultural.

es el resultado de muchos fines de semana, de meses de trabajo acelerado, y a diario en las ltimas semanas, donde al ritmo de la actividad de la gente de varias edades comparten las vivencias, experiencias combinadas con lo chusco y la alegra. Son los buenos momentos de convivencia entre los vecinos con el fin de no dejar pasar desapercibida la tradicin, considerada por la UNESCO Patrimonio de los mexicanos y de la Humanidad.

La tradicin de da de muertos trae aparejada una diversidad de leyendas relacionadas con las flores de cempoalxochitl que viene a enriquecer la manifestacin cultural de herencia ancestral. En estas leyendas encontramos los sucesos que se mezclan con la fantasa, el ingenio y lo real. Es aqu donde el hombre da rienda suelta a su imaginacin emprica ante el misterio de la muerte, leyendas que llegan a nuestros odos a travs del relato de hace muchos aos que brotaban de los labios de los abuelos. De tal manera que la leyenda se centra en las flores que son caractersticas de

como es el cempoalxochitl que da vida al muerto con el adorno de tumbas y manojos en floreros para las ofrendas. Sin estas borlas amarillentas llenas de ptalos creo yo que no sera vistosa la fiesta a los muertos.

Empecemos por recordar que es en el Tlalocan el sitio donde se encuentra Tlloc. Es el sitio hermoso, lugar con pjaros y flores en abundancia (posiblemente cubiertos de cempalxuchiles). Ah llegaban las personas que fallecan ahogados, eran los hidrpicos, u otra enfermedad relacionada con el agua. Al respecto nos dice el informante Fray Bernardino de Sahagn, y con la ayuda de sus informantes indgenas que:

. Alrespecto una de tantas leyendas de sta flor se le atribuye a un poeta annimo, quien describe un hermoso lugar lleno de flores y cuya traduccin la realiz el padre Garibay y doa Carmen Cook de Leonard: Platico con mi corazn: De dnde tomar las flores hermosas y perfumadas? A quin le preguntar? Acaso se lo preguntar al pequeo colibr, a ese chiquito, con su plumaje de piedras preciosas? o Acaso se lo he de indagar tambin al zacun-mariposa? Pues ellos si saben donde brotaban las bellas flores perfumadas. Ir vagando por el bosque de soyates, donde cantan los pajarillos tripiales tzinitzcan. O quizs vaya por la floresta de las garzas rojas. Ah las flores se tuercen y se enredan entre las ramas, con el roco baado de sol, brotan alegremente. Ser ah donde hallar si se me aparecen, las recoger en los pliegues de mi vestimenta y con ellas saludar a los nobles del pueblo para dar gusto a los dioses? Oh, milagro, aqu ando, ya oigo su canto florido, y como igual lo replican los montes. Y es maravilla que en su cercana corre el agua preciosa del manantial, con los colores turquesa de las aves. Ah se lanza una y otra vez el canto; se repite la cancin del cenzontle, el de las cuatrocientas lenguas, el de los pjaros remendones. A ellos les contesta el pjaro cascabel, incansable como sonaja de la danza, y tantos otros de precioso cantar. Ah alaban a la tierra y sus vocecitas nos mecen con sus hermosos sueos. Le hablo al colibr, le grito con toda mi voz: No os engao, a voz a quines l tanto ama. Ya nos sentamos para escucharlo, ya viene el precioso colibr: Aquin buscas, t cantor? Luego les contest, me dirijo a ellos: Dnde estn las hermosas flores perfumadas, para que se esfumen las melanclicas tristezas de nuestros nobles respetados? Pronto me trinan: A ti, t cantor, te ensearemos el lugar en dnde estn las flores que llenarn de regocijo a nuestros compaeros, los nobles seores. Me llevaron a un valle, a una frtil tierra, al pas de las flores, ah donde el sol enciende el roco; ah veo todas las flores de preciosas fragancias, las hermosas flores cubiertas de roco, donde en la niebla los rayos del sol pintan el arco iris. Ah me dicen: Corta las flores, todas las que quieras, regocjate con ellas, t que eres cantor. Ya se las entregars a nuestros compaeros, a los nobles seores, que con ellas alegrarn la tierra. Y as recojo en los pliegues de m vestimenta toda clase de perfumadas flores, que regocijan el corazn, que nos dan riquezas, y digo: Cmo quisiera que otros entraran aqu, que furamos muchos los cargadores de flores. As es como lo he sabido, as es como puedo platicar de ellos nuestros amigos: Aqu siempre vendremos a cortar las abundantes flores lindas y a or las tantas preciosas canciones, con las que alegremos a nuestros amigos en este mundo, y a los Guerreros guila y Guerreros Jaguar. Ya me he puesto en camino, yo cantor, para llevar las flores a las princesas. Las he coronado con flores, las he adornado, las flores las he puesto en sus manos. Y luego canto una hermosa cancin para que los nobles se alegren frente al Dios omnipotente, al que todo lo abraza, donde no hay esclavitud. Aqul que busca, al que invaden las penas, De dnde las tomar, en dnde mirar estas bellas flores? Encontrar acaso el camino al pas de las flores. Al pas del Sol, en donde no hay esclavitud, en donde no hay penas, en donde no hay intil del mundo, ni cosas compradas, en donde slo hay dependencia del Dios omnipotente, omnipresente? Sobre la tierra llora mi corazn, cuando recuerdo que, yo cantautor, mir el pas de las flores. Pues as digo: En verdad, la tierra no es un buen lugar. En verdad, el lugar hacia donde vamos es diferente, all es donde est la felicidad. Para qu es buena la tierra? En verdad, es otro el lugar donde termina la vida. Ojal all fuera, all con los preciosos pjaros cantar, all me deleitar, me regocijar con las hermosas flores, con las flores perfumadas, que alegran el corazn, que en lindos jardines nos extasisemos con sus dulces fragancias, nos embriagaremos con sus dulces fragancias, nos embriagaremos con sus arrebatadores aromas. Ojal!.

Otra leyenda prehispnica que nos hunde en lo ms hermoso del Mxico antiguo es la siguiente: Atlanquahtli-guila de agua-, gloria de la raza por su bravura y orgullo de noble guerrero, digno de ser llamado hijo de Yaoquizqui -guerrero-. Sus hazaas en honor a Huitzilopochtli lo hacen merecedor de vestir el traje verde y lucir bandera de listas rojas y blancas, aderezadas con el penacho de quetzal. Amaba a Cazauhquixochitl -flor amarilla-, modelo de castidad y virtud, y nadie mejor que ella para ser su esposa, haba recibido exquisita educacin, conoca los sagrados deberes del hogar y nadie como ellas para orar y hacer penitencia, confeccionaba admirablemente la tortilla blanca, los totopos y tlacoyos, labraba y bordaba suntuosos manteles para los dioses. Las pedidoras iran a la casa del Yaoquizqui Teunochtli a pedir la mano de su hija. La ilusin, la esperanza y la vida de Atlanquahtli dependan de este sencillo pero transcendental acto. El padre de Cozauhquixochitl neg la mano de su hija al joven guila del agua, ya que tena el firme propsito de hacer a su hija esposa del noble Aococoxochitl-flor de pino- Caballero Serpiente.Un slo recurso le quedaba al joven para vencer la hostilidad de Yaoquizqui y nuevamente se fue a combatir al enemigo, resuelto a morir o conquistar el traje de caballero guila, y con esta decisin en su mente parti. Cuandoal fin retorn al ejrcito de flor amarilla ste busc entre los guerreros triunfadores a Atlanquahtli, pero no lo encontr. Desde haca muchos das su amado habitaba la casa del Sol. Se encontraba entre los elegidos en su lugar de maravilla, jardn inmortal donde las flores nunca se marchitan y donde no existe la noche y el da. Laj oven fue llevada a la casa de su odiado prometido y ah el enlace qued consumado. Toda esperanza de salvacin haba muerto en el corazn de Cozauhquixochitl. En su desolacin y desamparo no le quedaba ms que implorar la clemencia de sus diosas protectoras.Tonatiuh-dios del Sol-, permite a Atlanquahtli bajar a la tierra para salvar a su amada. La desdichada joven suplica ser convertida en paloma o en magnolia, y ensangrentada las pas de maguey con el rojo lquido de su sangre. Sacerdotes, amigos y parientes la buscaron por todas partes intilmente. En ningn lugar se le encontr, pero a todos sorprendi ver un sitio solitario del monte, una planta hasta entonces desconocida, en cuyo extremo se abra una flor amarilla, una maravillosa flor con apariencia de una flor de oro. El Cempoalxochitl? Atlanquahtli, en forma de colibr se posa sobre ella, dejando caer en el trmulo cliz, unas gotitas de agua celeste que llevaba en el pico, y batiendo sus brillantes alas, pareca que acariciaba a la sencilla flor. Oh milagro!, la flor sencilla de escasos ptalos color de oro, prodigiosamente multiplic sus ptalos de oro para semejar una preciosa borla del ureo metal.

LEYENDA MESTIZA DEL CEMPOALXOCHITL. Existe una leyenda cortita del cempoalxochitl con matices espaolizados proveniente de Tlaxcala:La leyenda tlaxcalteca cuenta que la princesa Tecuelhuatzin, hermosa hija del viejo cacique Xicotencatl, cultivaba en sus jardines de Tizapan, en la Repblica de Tlaxcalla, toda clase de flores; pero las que ms apreciaba eran esas amarillas rojizas llamadas cempoalxochitl, porque tenan los cambiantes colores del sol, del medioda al atardecer, y porque era predilecta ofrenda en las tumbas de los desaparecidos. Cuando los espaoles llegaron a Tlaxcala, el hermano de Tecuelhuatzin, el general Xicotencatl Axayacatzin o el joven, midi sus armas con los forasteros, pero fue derrotado; y entonces la Repblica indgena tuvo que pactar con Hernn Corts, ofrecindole sus ejrcitos para ir a tomar a Tenochtitlan. La princesa, segn la costumbre indgena, fue entregada a Corts como un presente, y ste la regal al capitn Pedro de Alvarado. Tecuelhuatzin fu bautizada con el nombre de Mara Luisa Xicotencatl y se despos a la usanza indgena con Alvarado, a quienes los indgenas llamaban, por ser rubio de color, Tonatiuh o el sol. La princesa lo am mucho, porque vio en l la representacin humana de las flores

, lugar donde an se respira el aire provinciano y se contemplan las inclinadas calles de empedrados que hacen contraste con la arquitectura colonial quedando a la vista las vetustas construcciones de piedra, ladrillos y vigas, haciendo juego con la Iglesia construida en el siglo XVII en honor al Apstol San Pedro, patrn del lugar.

. Es la tierra donde los invitados se chupan hasta los dedos con tan suculento platillo acompaado de tortillas de maz azul con tamalitos revueltos con frjol, haba o alverjn, sin faltar los nopales en sus diversas presentaciones, arroz, frijoles de olla, barbacoa, en fin toda una delicia al paladar.

Respecto al origen y nombre del mole ha sido motivo de varios comentarios, que por ahora no se pretende sostener alguna tesis al respecto, lo interesante para nosotros es valorar su alto contenido histrico-cultural, considerado como un arte culinario del pueblo atocpeo.De acuerdo a las investigaciones realizadas por los historiadores de la cocina mexicana, consideran que tanto los moles como los adobos van a la par con la historia antigua del hombre. Existen evidencias de que hace ms de 5 mil aos ya se practicaba en Oriente su elaboracin. Por supuesto, fueron totalmente diferentes a los moles y adobos que se producen actualmente en distintas entidades federativas de nuestro pas. De ah que se considere que el origen de la palabra

.Otra corriente de opinin sostiene que en esta zona histrica y cultural de Mesoamrica los mexicas ya elaboraban un guisado especial en das de grandes festividades con una variedad de chiles y maz acompaada con trozos de carne de guajolote o mejor dicho

, que curiosamente a este platillo se le conoca como mulli o molli, mismo que al paso del tiempo se deform como mole a todo guisado que contiene chile con carne de guajolote.

Al llegarle a Moctezuma el aroma del mole, salsa rica hecha con chocolate y varias clases de chiles y especies, tomaba un pedazo de guajolote con una tortilla doblada, probndolo. Si le gustaba, le serva un plato a uno de sus cuatro ministros que estaban de pie, a distancia respetuosa. Esto lo aceptaba con profundo agradecimiento al sentirse tan honrado

Dada nuestra raz de origen mexica nos sentimos orgullosos del mole, e inclusive consideramos que es totalmente nuestro, ya que esta tierra es de una variedad de chiles, y por ende de moles. Encontramos que este platillo ya seconoca desde la mitad del siglo XIX, como muestra fehaciente el manual del

publicado en 1849 en la Ciudad de Puebla de los ngeles ya lo contemplaba. En ste libro encontramos una diversidad de moles: el mole poblano de guajolote, mole de guajolote corriente, mole prieto oaxaqueo, guajolote en mole verde, pepian (pipian) colorado o verde de guajolote, y en adobo a la francesa, guajolote de bodas...entre otros.Algunas recetas se han perdido y otras ms se conservan, con otros nombres: pipian (pepitas de chiles secos), mole de olla, mole verde (pepitas de calabaza), mole negro, mole amarillo, entre otros. Otras personas consideran que el mole es un platillo de origen mestizo creado por Sor Andrea de la Asuncin, beata del convento de Santa Rosa, localizado en el corazn del Estado de Puebla, cuya cocina monjil fue sinnimo de belleza por sus histricos azulejos de Talavera, caractersticos del arte colonial, donde se contempla actualmente una singular leyenda que dice:

Recordemos que el estado de Puebla es tierra de conventos. En la segunda mitad del siglo XVII existan en la Arquidicesis de Puebla once conventos incluyendo al de Santa Rosa, beaterio dominico, convertido en convento en el ao de 1740, precisamente es donde se comenta de otra leyenda respecto al origen del mole.En la poca virreinal las madres de las diversas rdenes tales como: las Jernimas, Concepcionistas, Carmelitas descalzas, Clarisas, Agustinas y Dominicas, encaminaron sus vidas hacia la oracin y la contemplacin mediante el cumplimiento de sus obligaciones espirituales. La disciplina conventual fue muy rgida; a pesar de todo las religiosas preparaban para los distintos visitantes al inmueble monjil una variedad de confite y dulces, camotes, cajetas, rompopes, chocolates y ricos guisados (recordemos que los chiles en nogada son de origen conventual). Esto permite destacar que los conventos fueron elementos esenciales de la cultura; tanto por su arquitectura como por el arte culinario. Fue

, cronista de la Ciudad de Mxico de 1938 a 1961, hombre acucioso, quien sostiene que el mole fue creacin de Sor Andrea, religiosa del convento de Santa Rosa, la cual tuvo la idea de agregar otros ingredientes y especies para agradar a la visita que realizaba su excelencia, el virrey, que era atendido regiamente por el Obispo don Manuel Hernndez y Santa Cruz.

Eran los veneros naturales que alimentaba a los apacibles canales por donde se deslizaban las canoas elaboradas con madera de distintos tamaos, todas repletas de verdura que se produca en esa zona virgen: coles, romeritos, cilantro, lechuga, betabeles, nabos, rbanos, acelgas, espinacas, tomate, chile, maz, haba, calabacitas, chilacayotes, chayotes, verdolagas y una variedad de flores de ornato y que se distribuan a los distintos mercados de esta ciudad de Mxico. Adems se miraba como acarreaban la pastura y la comida para los animales de carga y de corral, pues en los corrales (tras patio) se criaban las vacas, becerros, borregos y caballos. Las gallinas y los guajolotes se desplazaban por las calles y callejones, patos y gansos en las apacibles aguas.

Recordar al pueblo de Mixquic con esa naturaleza limpia y transparente, teniendo como fondo a los singulares volcanes del Iztachuatl y Popocatpetl, es como de fantasa, si se narra lo que vio Servando Gonazlez nadie lo creera, absolutamente toda el agua era cristalina, tan limpia que se vea cmo en el fondo brotaba de las entraas de la tierra el lquido. Eran los

Tierra custodiada por una infinidad de rboles llamados ahuejotes, largos y delgados como centinelas que se localizaban a la orilla de los terrenos para evitar la erosin acompaados de muchas flores silvestres, sobresaliendo los alcatraces dando un toque especial a esta singular zona. Panorama que se pude corroborar en la pelcula.

Ahora es otro panorama, prevalece el desconsuelo y desolacin, pues Mixquic es tan slo un pueblo de aoranza, ya que cuando nuestros ancestros narran ese pasado que disfrutaron, es difcil creer que existi. Poblacin campesina que se alimentaba de los prodigios que la misma naturaleza brindaba. Ahora slo es el recuerdo de muchas cosas como: la comida tradicional del mixmole (mole con peces), platillo fuerte para las grandes comilonas. Todo se preparaba con productos del mismo lugar: ancas de rana, peces, acelgas, tomate, chiles, aderezado con algunas ramitas de epazote, acompaada de una diluida bolita de masa de maz criollo.

(ahora se puede adquirir en disco verstil digital -DVD-) se disfruta y automticamente nos retrocede a esa poca que hemos descrito, el Mixquic de los recuerdos, que bien lo podramos comparar como un edn que nos brind la madre naturaleza, pero, como todos lo sabemos, el hombre mismo fue y sigue siendo el culpable de su devastacin dando lugar a un triste panorama desolador.

Donde existieron los manantiales, ahora es un pramo en el que prevalece la tierra suelta conjuntamente con basura inorgnica en lugar de flores; postes con infinidad de cables colgantes, en lugar de ahuejotes, y estridente ruido que se desprende de los aparatos electrnicos y claxon de los carros en lugar de trinos que emitan las aves por toda esta extensa zona.

El antiguo panorama del poblado casi ha desaparecido, hoy contemplamos los caseros por doquier de tabicn, concreto y lminas de cartn, calles mal asfaltadas, que de hecho han ganado espacio desplazando a los pastizales. Eso es el Mixquic de nuestros das, muchos tienen la creencia que ahora s se encuentra en la modernidad al contemplar en calles y avenidas muchos automotores, en lugar de canoas. Al respecto, recuerdo cuando de nio, muy nio, mis padres me llevaban con sus compadres, los seores don Bonifacio Prez y su esposa Virginia, quienes vivan all por donde exista un puente rumbo a Tetelco (a un costado se levanta la Casa de Cultura), desde ah se observaba muy de cerca muchas plantas acuticas que se mecan rtmicamente en el agua. Se escuchaba el estridular de los grillos, el zumbido de las abejas, el zureo de las trtolas, el croar de las ranas, el gorjear de los pjaros, el graznido de los gansos y el parpadeo de los patos.

, las actuales y futuras generaciones tienden a valorar lo poco que an queda de la chinampera, y en menor porcin las que an permanecen, las que se niegan a morir a pesar de tener aguas tratadas como en el poblado de San Nicols Tetelco, vecino de Mxquic. Con la filmacin de

nos llega a la memoria, como en otras tantas pelculas: nuestros indgenas fueron tristemente tratados, como sujetos folclricos, hierticos y pintorescos, daba coraje como presentaban a nuestros nativos, como si stos estuvieran ajenos al verdadero drama de su entorno social y natural. Por fortuna nuestra, cosa contraria en sta pelcula de Servando Gonzlez, con las actuaciones de las artistas de aquella poca: Mara Bustamante, Jess Medina y el mismo Ricardo Ancona, quienes nos muestran a un indgena mal comprendido, enamorado de la naturaleza y de la msica de violn, conocedor de su entorno social y natural, de sus tradiciones. Lugar donde la realidad se diluye con el mito y el tab de sus moradores.

. El melodrama es el de un nio indgena que se desenvuelve en un ambiente paradisaco (como anteriormente se ha descrito). El director complementa la pelcula con algunas y cortas tomas de otros lugares aledaos a Mixquic como fue San Antonio Tecmitl, Milpa Alta, ya que en dos de sus polvorientas calles de aquellos aos que se localizaban a la orilla del poblado (prolongaciones de Cuauhtmoc y Jurez, en sta ltima se ve como se desplazaba una estridente carreta

, y con esto corre pelcula. Vemos el antiguo tianguis de Chalco, estado de Mxico que an disfrutamos los das viernes, entre otros lugares del sureste de este Valle de Mxico.

fue vista y aplaudida en muchos lugares del mundo acumulando un total de 27 premios a nivel internacional. Don Servando Gonzlez estuvo trabajando en esta pelcula a lado del talentoso Alex Phillips con la fotografa, la msica fue de Gustavo Csar Carrin y el guin fue basado como se haba dicho anteriormente- en el cuento de

poca convulsiva que vivi el pas donde Rubn Jaramillo quin fund el Partido Agrario Obrero Morelense (PAOM). En 1962 fue vilmente acribillado con su familia entera, hallados en las orillas de Xochicalco.

Los ojos de agua eran grandes y profundos crculos llenos de agua, en cuyo centro brotaba a borbotones el lquido proveniente del subsuelo. Estos ojos de agua fueron los que mantena a los canales. Por los aos de los 70 la sobre explotacin de agua mediante la perforacin de pozos para mandarla a la ciudad los ojos de agua fueron secndose poco a apoco. Ahora el agua que corre por los canales es agua tratada.

La carreta que aparece al inicio la pelcula fue conducida por el seor Juan Ramos, oriundo de Tecmitl, conocido entre sus paisanos como don Cajetes.

El Teutli es un volcn inactivo, cono que representa tres delegaciones: Milpa Alta, Xochimilco y Tlhuac. Sitio sagrado para los habitantes del Seoro de Malacachtepec Momozco (hoy Delegacin Milpa Alta). Lugar de inicio y fin de la delimitacin con los vecinos de: Tlalpan, Xochimilco, Tlhuac, estado de Mxico y Morelos. Desde las alturas podemos observar una enorme cruz, con orientacin hacia el sur, misma que se adorna con mltiples flores en la vspera del da 3 de mayo (Da de la Santa Cruz). Desde la cima nos embelesamos admirando a los gigantes que la naturaleza nos ofrece. Si miramos hacia el norte aparece la serrana de Santa Catarina. Al noreste el legendario Xico, citado por Gutierre Tibn y donde nos relata que fue en Xico donde pernoct Quetzalcatl cuando se diriga al sureste. Al este el enorme cerro de Tlloc (a un costado del imponente Iztacchuatl). Al sureste el Teocpayo. Al sur vemos como se yergue otro enorme cerro llamado tambin (por los antiguos milpaltenses) con el nombre de Tlloc. Al oeste el majestuoso Pico del guila, en el Ajusco.

, escrita por el profesor Carlos Villanueva Yescas. Para los milpaltenses este lugar es sinnimo de respeto, pues aparece en los documentos de la Propiedad Comunal de Milpa Alta como la mojonera natural, aqu dan inicio y terminan los linderos de esta demarcacin.

Actualmente en la parte norte de la cspide del Teutli aparece solo la base de cemento donde se localizaba la mojonera que sealaba exactamente el punto de unin de las citadas demarcaciones.

Por el mercantilismo o la mercadotecnia, aunado al tiempo la letra que actualmente conocemos fue cambiada, omitiendo entre otras palabras Teutli. El poeta sonorense Abigael Bohorquez (radicado en su segunda tierra que fue Villa Milpa Alta), lo menciona, pues se inspir en muchos de sus poemas cuando se refera a la tierra de la milpa alta como se puede apreciar en el trabajo literario titulado:

El profesor Sstenes N. Chapa, nativo de San Gregorio Atlapulco tambin lo cita como el lugar donde se desarrollaba la ceremonia del Palo Volador, conocido por los naturales como los Teocuauhpatlapanque, de Teotl dios, o sagrado; Tuauhtli, palo y Patlanque, los que vuelan. Sobre esta ceremonia prehispnica del Palo Volador corroboramos que se realizaba hasta los aos de 1733, 1734 y parte de 1735, afirmacin que se encuentra en los documentos de la Biblioteca Nacional de Ciudad Universitaria, es ah donde fray Francisco Antonio de la Rosa y Figueroa, notario Apostlico y del Santo Oficio de Xochimilco mandan un informe fechado el 14 de junio de 1766 a Espaa aduciendo la realizacin de la ceremonia del Palo Volador en el Teutli.

En este interesante documento paleografiado podemos percibir que el informante al pertenecer al Santo Oficio y ante el desconocimiento del sentido cosmognico que mantenan los nativos en estas ceremonias cuando trataban de acercarse a sus dioses, los Dadores de la Vida por lo que la informacin es dada a su manera, la conceban como una ceremonia endemoniada, es decir atentaba contra la nueva religin impuesta por los espaoles.

fbrica de plvora, haciendo para su molienda un ingenio de mulas. Lo asent todo en un corral como patio con agua y almacenes a la redonda, que todo ello fue obra importante. Para sta fecha don Hernn Cortes ya haba mandado a sus soldados a extraer el azufre que se encontraba en el recndito de las cuevas del Teutli, lo confirmamos cuando fray Agustn de Vetancurt nos dice: Piedra azufre ay tanta que abunda, quatro leguas de Mexico en el cerro que llaman el Teuhtli, juridicion de Suchimilco ay una mina de azufre comn para el que quiere sacarlo, y aprobecharse del Volcan que esta sercano a Mexico, sacaron en la Conquista por mandato de Hernn Cortes a tres soldados el azufre en cantidad para la polbora (sic)

Finalmente, la gente de Milpa Alta le tiene un enorme respeto al Teutli. El nombre se mantiene presente en dos de sus escuelas; la Escuela Secundaria N 9 Teutli que se localiza al trmino de la Avenida Las Palmas en San Antonio Tecmitl y en la primaria de San Francisco Tecoxpan Primaria Teuhtli, lo que significa que al Teutli se le admira y se le respeta.

El presente ao es de acontecimientos relevantes para la vida de los habitantes de San Antonio Tecmitl, uno de ellos son los festejos por el 70 aniversario de la fundacin de la escuela Secundaria Diurna N 9. Otro acontecimiento son los 30 aos de vida del Centro de Estudios Cientficos y Tecnolgicos N 15 Didoro Antnez Echegary.

se imparta en los centros de educacin superior estatales y de la ciudad de Mxico durante cinco aos, a cuyo trmino el estudiante ingresaba a la carrera requerida.

En la dcada de los aos veinte, se profundizan los proyectos educativos porfirianos y comienza a configurarse el gobierno post revolucionario, donde la educacin es un pivote para redefinir, de alguna manera, los caracteres del Estado Mexicano y sus relaciones con los poderes regionales y locales emergentes, o bien, acomodados a la nueva situacin revolucionaria.

Recordemos que ningn gobierno de la Repblica ha desplegado tan profunda vocacin transformadora en el aspecto educativo rural y urbano como el que encabez el general lvaro Obregn (1921-1924), teniendo en su cartera de Educacin Pblica al licenciado Jos Vasconcelos (1881-1959). Periodo trascendental, pues las escuelas primarias pasaron de 8 mil 171 en 1920 a 13 mil 487 en 1923

La explosin demogrfica nacional en las escuelas primarias -de 679 mil 897 alumnos en 1920, a un milln 044 mil 539 en 1924- hizo pensar al gobierno en modificaciones que sirvieran a la vez para extender las oportunidades de estudio y para disminuir un ingreso directo a los centros de educacin superior.

Con estas autorizaciones, la Direccin de Enseanza Secundaria cont, desde luego, con cuatro secundarias: dos de nueva creacin y las dos ya existentes, constituidas estas ltimas por los ciclos secundarios de la antigua Escuela Nacional Preparatoria y de la Escuela Nacional de Maestros. En las dos primeras slo se inscribieron alumnos de primer curso, en tanto que las otras admitieron en sus aulas alumnos de los tres grados

La crisis que atravesaba la nacin asomara siete aos despus al emitirse un decreto estando como presidente de la repblica don Pascual Ortiz Rubio (1930-1932), a partir del 26 de diciembre de 1931 la enseanza en las escuelas secundarias particulares pasaban a ser obligatoriamente laica, lo que trajo la reaccin inmediata del arzobispo de Mxico, Pascual Daz (1876-1936) quien se apresur a reprobar el laicismo en las escuelas secundarias y a pedir a los padres de familia que no enviaran a sus hijos a los centros educativos oficiales.

Diversas fueron las repercusiones de esta reforma, y de toda la poltica del presidente Crdenas, en una sociedad polarizada: por un lado, la organizacin de una clase popular combativa y, por otro, el surgimiento de grupos de derecha inspirados, sobre todo, en el triunfo de esta corriente en el guerra civil espaola con Francisco Franco.

, quin naci en la vida poltica en septiembre de 1939 como una organizacin poltica militante cien por ciento de derecha, en cuyo seno alberg a personas procedentes de grupos catlicos, capas medias, empresarios y profesionistas conservadores por el cual uno de sus objetivos fue exterminar la educacin cardenista, entre otros aspectos.

El factor aglutinante (del PAN) fue su oposicin a la administracin presidencial de Lzaro Crdenas, y su temor al socialismo. Sus principios doctrinarios -inspirados en conceptos cristianos y de ascendencia liberal- privilegiaban al hombre como ente individual; se lanzaban contra el derecho de huelga, y, por supuesto, hacan una defensa acrrima de la propiedad privada, al pronunciarse en contra de la reforma agraria

Bajo este panorama histrico que atravesaba nuestro Mxico, se fue gestando la construccin de una escuela en San Antonio Tecmitl, delegacin Milpa Alta, con un inicial sentido, una Escuela Agropecuaria, donde sus egresados se incorporaran a la produccin agrcola y ganadera. Al no prosperar tal objetivo, la escuela que haba sido inaugurada por el presidente Lzaro Crdenas el 3 de marzo de 1938, decide, el profesor Quintil Villanueva Ramos (en 1940) conjuntamente con un grupo de profesionistas de la regin convertirla en una Escuela Secundaria, pues no exista un plantel de este tipo desde Iztacalco hasta estos lugares.

Como vemos, el sexenio cardenista marc un hito trascendental en el poblado de San Antonio Tecmitl, adems de la citada Escuela, 40 aos ms tarde, el 18 de agosto de 1978 se suma nuevamente el poblado a la historia cardenista cuando se coloca la primera piedra de las aulas provisionales de una escuela media superior del Instituto Politcnico Nacional. Con Cien alumnos recibieron sus primeras clases el 17 de septiembre de ese mismo ao en el marco de un plan de estudios innovador para esa poca, al que se le llam mdulo piloto Tecmitl. Fue hasta el mes de diciembre en que se logr que la Secretara de Educacin Pblica (SEP) otorgara el reconocimiento para lo que hoy es el Centro de Estudios Cientficos y Tecnolgicos N 15 Didoro Antnez Echegaray del IPN

En efecto, en 1932 se pens seriamente en reorganizar la enseanza tcnica dndole la estructura de una institucin politcnica. Ello significaba un nuevo modo de entender esta clase de enseanzas, por una parte, se ordenaban los estudios a base de ciclos, que, aunque diferenciados, obedecan a una idea de conjunto, y por otra, se vena a intensificar y multiplicar los planteles superiores de enseanza tcnica.

La creacin de la Politcnica constituy un acierto. Durante los aos de 1933 y 1934, las instituciones de ella dependientes no slo se afirmaron como planteles educativos de significacin nacional, sino que se fueron creando otros nuevos, de acuerdo a las nuevas necesidades econmicas de la industria y de la agricultura.

un ao despus, en 1938 el general Lzaro Crdenas inaugurada la Escuela de Tecmitl, dos aos despus orgullosamente sera reconocida oficialmente como; Secundaria Diurna N 9, Teutli.

El grupo fundador panista era heterogneo y se compona de catlicos militantes provenientes de la Unin Nacional de Estudiantes Catlicos (UNEC), de la Asociacin Catlica de la Juventud Mexicana (ACJM) y elementos distanciados del sinarquismo. En el fondo, ideolgicamente coincidan todos sus miembros con el inspirador del nuevo partido, Manuel Gmez Morn. .Ibid.pg. 264.

Hacia 1940, ya no aparece dentro del Instituto Politcnico Nacional la seccin de enseanzas especiales (corte y confeccin, taquigrafa y mecanografa, etc.), ni las escuelas elementales Hijos del Ejrcito. La estructura del Instituto Politcnico ofrece tres ciclos de estudios en sucesin progresiva: Enseanza prevocacional, Enseanza vocacional y Enseanza profesional. Ibid. Pg. 375

Culmina el invierno, se siente el calor primaveral y por consiguiente es el momento propicio para saborear algo refrescante, ya sean: paletas, raspados de hielo, helados y lo ms comn de la tradicin popular de los pueblos del sureste del DF son las exquisitas nieves de variados sabores de frutas de la temporada.

En estas vacaciones de Semana Santa, las familias, amigos y novios se concentran en parques y jardines para seguir paso a paso la Pasin y Muerte de Cristo, pero tambin son los momentos para saborear la inigualable nieve que se prepara en tinas de madera pintada con vivos colores con trozos de hielo en su interior con sal granulada que resguardan un cilindro metlico con la nieve ya sea de agua o de leche.

Para las personas de buenos gustos y amantes de la nieve tradicional se concentran anualmente en la plaza central de San Antonio Tecmitl, delegacin Milpa Alta a degustar el potaje caracterstico de la temporada, como parte de nuestra cultura culinaria que conlleva para su elaboracin varios aos de experiencia hasta lograr una verdadera delicia para el paladar ms estricto.

Por su excelente sabor tienen comparacin con las elaboradas en otros lugares del territorio nacional que han cobrado fama a nivel nacional como las nieves de Quertaro preparadas con huevos, leche y su buena racin de azcar aderezada con vainilla. Lo mismo que en Zacatecas con las nieves de durazno, manzana, guayaba, pia, entre otras frutas propias del estado. No podemos dejar de mencionar las nieves del estado de Oaxaca y su famosa leche quemada, sorbete, mamey, nuez, chico zapote y pitahaya. Por consiguiente las nieves de Tecmitl no se quedan a tras, tambin tienen su especial sabor.

San Antonio Tecmitl es un poblado que se encuentra al sur de nuestra ciudad donde se degustan durante todo el ao las nieves de una gama de sabores de frutas frescas adquiridas en el mercado ms grande del continente que es la Central de Abastos, es ah donde los neveros se proveen de insumos y de una variedad de frutas, materia prima para su preparacin.

Adems del citado poblado se encuentra Santiago Tulyehualco quin celebra anualmente la Feria de la Nieve. En cada uno de estos lugares conservan su propio estilo en su preparacin, considerando que es en Tulyehualco el de mayor arraigo y tradicin, lo lamentable son los precios elevados que en estos ltimos aos que se han incrementado y se ha caracterizado por sus sabores exticos, mientras que en Tecmitl se han mantenido accesible a la economa popular, y de acuerdo a lo expresado por su presidente, el seor Flix Ruz nos comenta que ste ao no incrementaran el precio de las nieves a pesar de la crisis que se est atravesando a nivel nacional.

Con un poco de historia nos enteramos que fue en Tulyehualco donde germin la actual Feria de la Nieve en Tecmitl, pues as lo corrobora la familia Blancas Corts, nativos de este poblado. Comentan que sus abuelos fueron nativos de Tulyehualco, siendo el seor don Benito Corts, quien falleci a la edad de 94 aos. Su esposa, la seora Simona Jimnez sufrieron el embate de la tromba acaecida un lunes 3 de junio de 1935 en San Pedro Atocpan donde fallece don Benito cuando ambos se encontraban vendiendo su producto en el jardn de San Martn con motivo de la celebracin de la fiesta en honor al Cristo de Yencuictlalpan.

El seor Benito Corts, fue un hombre de abolengo en la preparacin de la nieve artesanal, pues se dedicaban a venderla todos los das principalmente en las fiestas patronales; asista a las corridas de toros, carreras de caballos, en fin, en diversos lugares donde concurra la gente de los pueblos de Milpa Alta, Tlhuac y Xochimilco.

Del matrimonio de don Benito Corts y de la seora Simona Jimnez procrearon a su hija Gabina Corts Jimnez, quien a su vez conoce al joven Andrs Blancas vila oriundo de Tecmitl, quienes contrajeron matrimonio, y por consiguiente continuaron con la tradicin en la elaboracin de la nieve tomando en cuenta los sabios consejos de don Benito Corts.

El seor Andrs Blancas retoma los secretos de la familia de su esposa al elaborar la nieve y ofrecerla en las calles del poblado, y en das de Semana Santa era expuesta en una modesta mesa de madera rodeada con algunas sillas y asientos forrados de tule donde los lugareos disfrutaban de la delicada nieve de sabores tradicionales como: meln, guayaba y limn, sabores muy solicitados de aquellos aos.

Fue en la poca de la dcada de los aos 40 cuando ya se degustaba las nieves en apacibles espacios que brindaba la actual Plaza de la Corregidora, cuando se encontraba con reas ajardinadas y asientos de cemento en los alrededores del kiosco adornada con una atractiva fuente con un enorme jarrn de bronce en lo alto que evocaba la llegada del agua en el ao de1934.

Por estas razones se le considera a don Andrs Blancas como el primer nevero de la tierra que lo vio nacer; San Antonio Tecmitl, de quien a su vez procre a sus hijos: Antonio, Irma, Oscar, Amado, Mara y Catalina, de apellido Blancas Corts quienes han continuado con la tradicin de la familia ofreciendo desde la dcada de los aos de los 40 a estos tiempos las mejores nieves del rumbo.

Adems cada ao la Feria de Tecmitl ha cobrando fama, si tomamos como base histrica el 22 de marzo de 1978 cuando el Jefe de la oficina de mercados de la delegacin Milpa Alta, el licenciado Federico Campos Roldn firma un recibo (N 4246) por la cantidad de $40.25 por el estableciendo de los derechos por la venta de la nieve en los das de la Semana Santa. Ante el rotundo xito en ventas a don Andrs Blancas se le considera el pionero de los neveros. Le continuaron los seores: Isaac Flores, Aurelio Ruiz, Teofilo Chora, Eduardo Buenda, Fermn Carcao, Flix Ruz Garca, Santa Cruz, Leonila Flores, Toms Meza, Aurelio Flores y Hugo Blancas, once familias que expenden actualmente este producto mantenindose unidos.

De esta manera se controla la calidad de la nieve, y ante todo el precio que siga siendo accesible para el consumidor. Esto es el sello de garanta de los neveros de San Antonio Tecmitl.

Es por esto que esta Semana Santa cumplen 49 aos en ofrecer el exquisito producto, y 31 aos de estar constituidos como grupo de neveros organizando La Feria de la Nieve, singular tradicin que enorgullece a la familia Blancas Corts y a los vecinos de San Antonio Tecmitl.

Por experiencia propia creo que hay mucho de verdad a tal grado que anualmente aumenta la fe religiosa caminando por casi 70 kilmetros con paso firme y con la esperanza de llegar al santuario de Chalma y postrase ante el Cristo milagroso. Es el xodo milpaltense ms numeroso que da inici el da dos por la noche y tres de enero por la madrugada para culminar el da 10 del mismo mes.

Efectivamente, motivados por la fe religiosa del Cristo prodigioso el caminante disfruta de la singular naturaleza de la serrana del Chichinahutzin caminata de dos das con sus respectivas noches con paso normal se desplaza por las orillas de la falda del Ajusco. Es el peregrino que se da el lujo, como pocas veces tiene la oportunidad de contemplar directamente el mundo verde de las conferas, robles, madroos y olorosos ocotes que se levantan verticalmente como buscando el cielo a travs del sinuoso y abrupto camino que serpentea el camino, no sin antes pasar por Topilejo, lugar obligado para descansar, y ms adelante, en la madrugada encontrar el paraje denominado Agua de Cadena, le sigue Minas, Agua Bendita, Las Cruces, Ocuilan, Santa Martha... as hasta llegar al mtico y legendario Ahuehuete, hasta llegar al santuario del Seor de Chalma.

Durante el camino la noche es silenciosa, lo envuelve el fro del bosque escarchado por la temporada invernal, aqu se contempla a cada paso el cielo estrellado. Al alba se asoma con el astro rey que se eleva poco a poco hasta iluminar en todo su esplendor a los miles de peregrinos, que se detienen un poco para poder descansar en la planicie conocida como Agua de Cadena.

De ese lugar es donde brota el agua cristalina que corre por las canaletas de madera vieja, liquido que es aprovechado por los peregrinos y para los animales de carga quienes mitigan la sed. Precisamente en este lugar en medio de varios rboles de pino aparece una lmina clavada con un mensaje alentador donde son pocos los caminantes que se detienen a leerlo (posiblemente por el cansancio) que a la letra dice:

Que tus ojos miren de frente y tus prpados se dirijan de derechos ante ti, examina las sendas en que pones tus pies, as sern firmes todos tus pasos. No te descuides ni a la derecha ni a la izquierda, aleja tus pasos del mal.

Despus de la pausa se inicia el ascenso por inclinado y accidentado terreno de rocas donde aparecen ante nuestra vista una docena de rsticas cruces de maderos paradas sobre piedras, es ah donde nuevamente resaltan algunos textos de los devotos quienes dan la accin de gracias para continuar el viaje sin tropiezo alguno.

De acuerdo a los datos proporcionados por el mayordomo mayor cada ao se desplazan aproximadamente cerca de 20 mil peregrinos, quienes pernoctan por segunda ocasin en el paraje denominado Agua Bendita donde se instalan modestas casas de campaa para pasar la segunda noche entre fogatas y el estruendoso cohetero. Es en el centro del campamento donde dar inicio, como a las 10 de la noche la ceremonia religiosa acompaada con pirotecnia y tronido de cohetones. En las primeras horas del da siguiente se atraviesa Santa Martha, para llegar al rbol del legendario rbol de ahuehuete donde el viajero primerizo se detiene a bailar al ritmo de las notas del violn. Es la antesala de la llegada con el Seor milagroso.

El Santuario de Chalma es el lugar lleno de misticismo, tradicin, historia, leyenda y cultura popular por sus innumerables danzas y de regocijo familiar que termina el viajero por postrarse ante el venerado Cristo.

Es el convento agustino donde se encuentra el Santo Seor, toda una verdadera maravilla de arquitectura levantada en el siglo XVII, acompaado de innumerables citas filosficas de San Agustn, textos que se localizan al oriente del vetusto inmueble, en la parte alta de los corredores.

El visitante no pierde la oportunidad en asomarse a la singular cueva donde surge la religin catlica del lugar. De acuerdo a la leyenda del Mxico antiguo nos dice textualmente del culto a la deidad prehispnica conocida en aquel tiempo como

De acuerdo a las crnicas del lugar, se establece que fue en este sitio donde efectivamente se apareci el santo Cristo, a partir de esa fecha ha sido venerado por miles y miles de religiosos quienes durante el ao provienen de distintos lugares, tanto de la Ciudad de Mxico como de diversos estados del interior pas. Precisamente en esta singular cueva observamos una placa que textualmente nos explica la importancia del lugar:

Cueva en que se dio culto a Ostotoctheotl deidad que adoraban los aborgenes de estos contornos hasta que en el ao de 1539 fue hecho pedazos al aparecer milagrosamente el Santo Cristo que permaneci en este lugar durante 125 aos (1539-1664).

Se tiene conocimiento que a partir de esa fecha los habitantes de los pueblos de Milpa Alta lo han venerado, pero adems se tienen evidencias fehacientes que desde tiempos inmemoriales ha sido visitado, se llegaba a pie o montado en el lomo del caballo atravesando las polvorientas veredas y los caminos reales y de herradura tapizados con piedras sueltas, pero con un alto contenido de fe, y hay otros quienes se van sumando a las procesiones que organizan los devotos de los pueblos de Milpa Alta.

El deseado lugar ofrece al peregrino la artesana de los pueblos circunvecinos y la oportunidad de saborear la rica comida netamente campesina: memelas de frjol y haba, barbacoa de horno, quesadillas de una variedad tradicional, el pulque, agua de frutas, cocoles, dulces cristalizados, palanquetas de cacahuate y jaleas entre otros que no deben faltar en el canasto artesanal.

Culmina la peregrinacin anual el da 8. De regreso. al da siguiente, al pasar por el paraje Agua de Cadena. Al da siguiente se descansa en el paraje denominado Tlalpilo, es ah donde se realiza la fiesta popular con bandas de viento, pirotecnia, mole tamales, ponche es el bullicio y la alegra que caracteriza a los milpaltenses que se pierde entre los enormes rboles del bosque.

de Milpa Alta, al mismo tiempo se realiza en cada una de las iglesias y capillas de los barrios y poblados de la demarcacin. Es la accin divina de dar gracias al Creador por haber cumplido con el objetivo piadoso.

El ciclo religioso nuevamente se repetir al siguiente ao donde el mayordomo que organizar la salida rumbo a Chalma tuvo que esperar por lo menos unos veinte aos para la espera y poder cumplir con su sagrada devocin. Si usted es nativo de sta delegacin y quisiera ser Mayordomo Mayor necesita anotarse este ao. De ser as, pasar a formar parte de una extensa lista y posiblemente podr usted o algn familiar cercano cumplir con su promesa en dos dcadas posteriores, aproximadamente.

Como cada ao, adems de reflexionar y de convivir con los seres queridos, amigos, vecinos, compaeros de estudio y de trabajo. A todos a quienes compartimos las ilusiones, alegras e inclusive las tristezas, pero, finalmente nos permite imaginar un mundo mejor, lleno de sorpresas y de esperanzas para el siguiente ciclo, mismo que iniciamos con otras perspectivas de superacin y de alegra.

Este ao, como los anteriores, tuvimos la oportunidad de lograr los proyectos esperados. Pocos quedaron truncados. Este nuevo perodo de vida ser de retos a vencer, de nuevas esperanzas, oportunidades y experiencias que quiz nunca volvern a presentarse.

Cada trescientos sesenta y cinco das se cierra un ao y otro se presenta. Al empezar el siguiente, todos esperamos una mejor existencia, pero no tan solo en lo material o monetario, sino que, de reencontrarnos con nosotros mismos en lo espiritual. Pues, quin no se ama a s mismo, no puede amar a sus semejantes.

Las fiestas decembrinas dan inicio con las posadas. En cada pueblo la organizacin, finalmente durante las nueve posadas y la Noche Buena se celebra con gran pompa y derroche: juegos pirotcnicos, piatas, bastante heno, esferas, escarchas, globos multicolores, serpentinas, pitos, comida, antojitos y frituras. Para el 25 por la noche se escuchan los cnticos, las pastorelas. En la oscuridad se miran velitas y se encienden muchsimas luces de bengala para abrir paso a los Santos Peregrinos.

La celebracin del Ao Nuevo ha sido una festividad antiqusima, tomando en consideracin que existen y han existido diversos calendarios en las culturas del orbe. Basta mencionar como los chinos lo celebran en lo que para nosotros corresponde al mes de abril.

Aqu, en el antiguo Mxico los mayas, zapotecos, mexicas y otras culturas precolombinas tenan su manera de celebrarlo. En el caso del calendario mexica se basaba en el movimiento de la luna denominado Tonalamatl, el papel de los das para la realizacin de las ceremonias religiosas que abarcaban 13 meses de 20 das cada uno y el calendario solar o agrcola conocido como el Tonalpohalli, traducido como la cuenta de los das, dividido en 18 meses de 20 das, ms 5 que consideraban como perdidos.

Actualmente las celebraciones del nuevo ciclo ha cobrado cambios interesantes y por dems curiosos que van desde las costumbres impuestas por la mercadotecnia hasta una sarta de supersticiones.

En el sureste de la ciudad de Mxico existen algunos lugares que celebran el fin de ao en forma colectiva. En esos das de fiestas decembrinas no se encierran en su hogar para compartir el momento en familia sino que se organizan con antelacin para compartir su alegra con la comunidad.

Tal es el caso de los pueblos de la delegacin Milpa Alta, quienes no creen en supersticiones ni en amuletos, sino que comparten sus tradiciones donde se derrama la alegra, a aflora el colorido de los adornos. Es el ambiente donde se percibe el exquisito aroma de los tamales, ponches y toda clase de antojos elaborados muy a nuestro estilo. Este festejo se acompaa con msica verncula donde todo se transforma en bullicio vecinal.

En Milpa Alta la algaraba popular se presenta para ser compartida con propios y extraos: En Santa Ana Tlacotenco se despide al ao con danzas autctonas y por la noche se disfruta de la lluvia multicolor de la pirotecnia que ofrecen los castillos y las ruedas voladoras. La fiesta culmina en las primeras horas del siguiente ao.

En el poblado de San Francisco Tecoxpan, el ltimo da del ao se ameniza con msica en vivo, por la noche el cielo se ilumina con la quema de castillos pirotcnicos. El ambiente familiar se acompaa con msica de banda. Al da siguiente la msica continua para los trasnochadores.

se celebra la fiesta de fin de ao donde simblicamente se representa el ao que culmina con un enorme mueco elaborado con tiliches de un venerable campesino, incluyendo el paliacate al cuello, huaraches, sombrero de paja y con mscara de abuelo que es utilizada en la popular danza Michoacana La danza del viejito, y para darle un toque especial se le pone en la boca un cigarro y a un lado la botella de aguardiente para el fro.

Jos Guadalupe Nieto Rivera fue un hombre dedicado a servir al Creador. Oriundo de San Gregorio Atlapulco, Xochimilco, dedic su vida pastoral y social al poblado de San Antonio Tecmitl, Milpa Alta por ms de 45 aos.

Vino a este mundo el 11 de diciembre del ao de 1883 en el poblado de San Gregorio Atlapulco. Sus primeros estudios los realiz en su pueblo natal y los siguientes que equivalen a la actual secundaria los llev a cabo en Xochimilco

Se orden sacerdote el da 11 de octubre de 1908. Por el cario a su pueblo realiz el canto de su primera Misa el da 12 de octubre de ese mismo ao e inmediatamente paso a ser vicario auxiliar en la iglesia de Santiago Tianguistengo, estado de Mxico, donde estuvo tres meses

Como sacerdote vivi los embates de la revolucin del periodo de 1910 a 1917, ao en que se levanta en armas don Francisco I. Madero contra el rgimen porfirista hasta la promulgacin de la actual Constitucin Poltica de los Estados Unidos Mexicanos.

El 21 de mayo de 1925 lleg al pueblo de San Antonio Tecmitl, delegacin Milpa Alta, quien lo recibi con los brazos abiertos, durante ms de 45 aos realiza cotidianamente su trabajo espiritual que lo caracteriz por su fervor, su bondad, el respeto y ante todo su dedicacin al Sacramento de la Reconciliacin.

Otro episodio de la historia negra que atraves nuestro pas fue de 1926 a 1940 conocido como la Guerra Cristera (movimiento que vivi el Padre en San Antonio Tecmitl), cuando los grupos de conservadores del catolicismo intransigentes acceden a la violencia en contra del gobierno emanado de la reciente revolucin por considerar que atentaba contra sus intereses espirituales. Durante esta etapa el Padre Lupito cumpla a escondidas con su labor pastoral en algunos domicilios particulares. Nunca dej a sus feligreses.

Adems de atender las tareas eclesisticas del ex convento de San Antonio de Padua en Tecmitl, tena a su cargo las iglesias de Santa Ana Tlacotenco, San Juan Tepenhuac y San Francisco Tecoxpan. Al retirarse del templo, para descansar por edad avanzada, el obispo de aquellos aos le da el cargo honorfico de Cannigo de la catedral de la ciudad de Mxico.

El 8 de noviembre de 1984 a la edad de 101 aos los ojos del Padre Lupito se cerraron para siembre. Su muerte origin que los feligreses de Tecmitl solicitaran a la delegada en turno, licenciada Carolina Hernndez Pinzn que su cuerpo descansara para siempre al pie del Altar Mayor de la parroquia a su cargo donde se encuentra actualmente el Cristo conocido como de la Preciosa Sangre.

A cien aos de su ordenacin sacerdotal, an se le recuerda por sus acciones sociales y familiares y de haber tenido una vida modesta, pues como sacerdote, nunca cobraba. Al trmino de alguna ceremonia religiosa se le preguntaba Cunto es Padre por sus servicios?, siempre responda; lo que gustes darme En ciertas ocasiones la ingratitud afloraba, pues los creyentes se retiraban sin darle las gracias.





 

 

No hay comentarios para este post
 

 

Envianos tus comentarios!

beruby.com - Empieza el día ahorrando


1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14  

www.desplomar.freeiz.com Todos los derechos reservados (milpa alta)